Reseña de Digimon Story: Cyber Sleuth

Digimon Story: Cyber Sleuth | Desarrolla: Media Vision | Publica: Bandai Namco| PlayStation 4 y PS Vita | Género: RPG | Un jugador | Fecha de salida: 2 de febrero de 2016

COMPARTE

Bandai Namco, en un movimiento arriesgado, decidió lanzar en los mercados occidentales Digimon Story: Cyber Sleuth e incluso portarlo a PlayStation 4 en América y Europa junto con la versión original de PS Vita, la única disponible en Japón.

Digimon Story: Cyber Sleuth

Y es que más que debido a los videojuegos, la franquicia se ha mantenido vigente de este lado del mundo gracias a la popular serie de anime. Los títulos anteriores, sobre todo de consolas de sombre mesa, han navegado entre la mediocridad y ser apenas aceptables, razón por la cual la misma Bandai Namco no se animó a vender en nuestro continente las últimas cinco entregas de la línea central.

Pero ocho años después y de la mano de un reconocido estudio, Digimon Story: Cyber Sleuth representa la confianza y el esfuerzo de la compañía por satisfacer a un público más exigente pero deseoso de Digimon pese a las últimas malas experiencias.

Visitando el Ciberespacio Edén

Desarrollado por Media Vision, los creadores de Wild Arms, Digimon Story: Cyber Sleuth se trata de un videojuego de rol a la vieja escuela, a esa que huele todavía a 16 o cuando mucho 32 bits. Ciertamente los visuales pueden engañar en un principio, pero el desarrollo de las batallas y la narrativa nos recuerda a Final Fantasy, a Megami Tensei y, claro, a Wild Arms.

La historia nos da la posibilidad de elegir de entre uno de dos protagonistas, una mujer y un hombre, que tras ser atacados por una entidad digital sus cuerpos quedan semidigitalizados, lo que les permite viajar entre el mundo y real y el Ciberespacio Edén, una suerte de Internet del futuro. Esta entidad binaria es en sí un potencial peligro para el ciberespacio y el mundo real, por lo que los protagonistas son contactados por Kyoko Kuremi, una mujer que lidera una agencia de detectives que trabaja en el caso y que encuentra útil la habilidad de cíber transportarse.

El argumento se complica obviamente conforme avanza el juego, con varios giros inesperados y personajes interesantes que aparecen en escena cual si de una nueva temporada de la serie animada se tratara, aunque con un tono mucho más maduro, enfocado a un público más adulto, independientemente de si sean conocedores o no de Digimon, algo que se agradece.

Como se puede anticipar por la trama, Digimon Story: Cyber Sleuth nos ofrece escenarios digitales y del Japón real (Shibuya, Akibahara) a especie de mundo libre. Ciertamente no hay tantísima libertad pero podemos explorar, perdernos un rato y luego seguir el rumbo de la misión. En el camino habrá algunas misiones secundarias que, aunque repetitivas, cumplen con la función de distraernos de la trama central mientras subimos de nivel y añadimos digimones a nuestro catálogo.

Explora, combate y digievoluciona

“Como todo buen RPG japonés de antaño, Digimon Story: Cyber Sleuth presenta un combate clásico por turnos”

Como todo buen RPG japonés de antaño, Digimon Story: Cyber Sleuth presenta un combate clásico por turnos. Atacar, defenderse, usar un ítem, un ataque especial o huir son las únicas opciones para nuestro equipo, pero suficientes, pues debajo de esta capa de simplicidad se encuentra un sencillo pero efectivo sistema de clases y debilidades además del límite de “memoria”. Tendremos que elegir acertadamente nuestras criaturas.

Clásico en este tipo de videojuegos, cada digimon pertenece a una clase que es más fuerte o débil contra otra en específico. Pero además de eso tenemos que echar un ojo a nuestra capacidad máxima de “memoria”, pues no podemos excederla entre los tres integrantes del equipo.

Cada criatura tiene un determinado “costo” en memoria, con las más fuertes, grandes y poderosas requiriendo mucho más espacio. Tendremos que nivelar las habilidades, desventajas y costo de cada una.

Reseña de Digimon Story: Cyber Sleuth.
Tendrás disponibles un máximo de tres criaturas para las batallas.

Más clásico en la serie es la digievolución de los monstruos, que permite a acceder a criaturas más poderosas y con diferentes variantes conforme alcancen el nivel necesario y se cumplan algunos otros requisitos. Pero debido a la limitante de “memoria” en Digimon Story: Cyber Sleuth, no siempre podemos evolucionarlos a todos y ya, tocará en algunos casos deshacer la evolución para compensar nuestro máximo.

Escanéalos todos

Por si fuera poco, hay una estadística totalmente al azar que indica qué tan fuerte será nuestro digimon y la única forma de subir este valor es evolucionar y deshacer la evolución varias veces hasta. Engorroso proceso, sobre todo para los que “completistas” de nivel máximo.

Y si de completar se trata, debido a la escasez de algunos ítems y las posibles variantes de cada evolución, Digimon Story: Cyber Sleuth cuenta con New Game + (iniciar un juego después de terminarlo quedándote con todos tus ítems, criaturas y experiencia) y no haya pretexto de que no puedas atraparlos todos… o en este caso, escanearlos a todos.

Reseña de Digimon Story: Cyber Sleuth.
Escanear enemigos es la forma de recolectar información para crear criaturas.

El proceso para hacerte un digimon es mediante este escaneo, cada que nos topamos con una criatura rival se va llenando el porcentaje de escaneo y cuando lo completemos podemos ir al laboratorio a crear una copia exacta de la bestia en cuestión. Ésta es una de las varias diferencias que presenta con Pokémon, así que si buscas algo muy parecido a la franquicia de Nintendo, aquí no lo encontrarás.

Al únicamente poder tener a tres digimones en tu plantilla de Digimon Story: Cyber Sleuth, el resto debe ser guardado o puesto en islas—granjas, donde los alimentas y realizas una serie de actividades para que suban de nivel aún sin tenerlos dándose de golpes.

No le subas la dificultad

Con todo y el progreso semilineal por momentos, Digimon Story: Cyber Sleuth nos da bastantes horas y puede tomar más de 30 terminarlo la primera vez aún en la dificultad normal, 100 horas si buscas el platino. Realmente no vale mucho la pena subirla, pues más que volverse complicados los enemigos en una dificultad mayor lo que reciben son más puntos de sangre, y entendiendo las repetitivas dinámicas de este tipo de juegos para conseguir ítems o criaturas no tiene mucho sentido alargar las batallas inútilmente.

Simple pero efectivo y con ligeras capas de estrategia por encima del sistema de tradicional por turnos, las batallas son francamente muy divertidas, pero tampoco como para dedicarle tantas horas de tu vida si no eres súper fan del anime, además de que no hay trofeo alguno por elevar el nivel de dificultad.

Los gráficos, sin ser algo del otro mundo, están bien logrados. Se nota que Digimon Story: Cyber Sleuth no era un videojuego nativo de PlayStation 4; las texturas son muy planas y los escenarios poco detallados, aunque pese a ello gracias a una atinada dirección de arte y batallas con poderes lucidos se salva dignamente este apartado.

La música, en cambio, me pareció buena, con poca fanfarria y más en el tono a veces oscuro de la trama; el único arrocito negro es el tema principal de batalla, que peca de simple para ser el que vas a escuchar al menos la tercera parte de la aventura. Únicamente hay doblaje japonés disponible, con sus respectivos subtítulos en inglés.

Reseña de Digimon Story: Cyber Sleuth.
Los gráficos lucen bien aunque se nota que no es un juego nativo de PS4.

Digievoluciona en PS Vita y PS4

Alejado de las complejidades de los videojuegos actuales y sin ser la crema y nata del género, Digimon Story: Cyber Sleuth, con todo y su temática futurística rescata nostalgia del pasado, no sólo para los aficionados que crecieron viendo el anime, sino para aquellos que disfrutaron de los clásicos juegos japoneses de rol de la década de los 90. Un RPG por turnos de esos que ya casi no hay y que vale la pena no perderse, aunque no seas fan del anime. Y si lo eres, con más razón: éste es el mejor Digimon en cualquier plataforma.