New York Comic Con 2012 | The New 52 cancela cuatro cómics más

2
1130
DC cancela 4 cómics de The New 52

Como parte de los anuncios de la New York Comic Con 2012, DC anunció que cuatro títulos más de sus Nuevos 52 dejarían de publicarse. Los títulos cancelados serán: Blue Beetle, Legion Lost, Frankenstein: Agent of Shade y por último Grifter. Todos estos serán publicados hasta el #16 (enero de 2013, más o menos), para luego de eso dejar los anaqueles de las tiendas de cómics.

I’m sorry, vato, you have to leave

Para quienes no se hayan dado tiempo de leerlos, el cómic Blue Beetle sigue las aventuras de Jaime Reyes, el tercer Blue Beetle, que por casualidad obtuvo una armadura alienígena equipada con armas. El cómic no había sido mal recibido, aunque al parecer el estar dirigido a una audiencia latina y de forma no muy disimulada (lectores se quejaban del spanglish que poblaba los globos diálogos), pudo haberle pegado.

Si quieres saber más o menos qué onda con Blue Beetle, te recomiendo los capítulos de la serie de televisión Young Justice, en el más reciente episodio (capítulo diez de la segunda temporada) se ve un poco más sobre su origen y hay una impresionante batalla contra el villano Black Beetle.

“La legión perdida” nomás no convenció

Legion Lost por su parte fue un spin-off del clásico Legion of Superheroes, supuestamente dirigido para nuevos lectores que no quisieran lidiar con la continuidad de más de cuarenta años que la Legión principal acarrea.

La Legión original, como tal vez ya sepas gracias a la serie animada o a las apariciones en otras series, se compone de un grupo de jóvenes y adolescentes provenientes de distintos (qué va, distintísimos) planetas que forman una especie de “club de Superhéroes” en el siglo XXXI; se trata de una serie clásica con una gran base de fans que ha ganado a lo largo del tiempo.

En el caso de Legion Lost, desechaba todo el entorno del siglo del XXXI para ofrecer algo más cercano, presentando las aventuras de Brainiac 5.1, Chameleon Girl, Timber Wolf y compañía conforme viajaban al pasado para cumplir misiones en pleno siglo XXI. La calidad de esta nueva serie, sin embargo, fue muy irregular, y el primer número recibió pésimas críticas; aunque comenzaba a recuperarse en ocasiones, otros números volvían a ser malones, lo cual seguramente fue lo que provocó su cancelación (y según dicen, tampoco el título actual de Legion of Superheroes está mucho mejor).

Esperamos ver pronto al monstruo de vuelta

Frankenstein: Agent of S.H.A.D.E. reúne al investigador/cazador de monstruos Frankenstein, que debutó en el cómic Seven Soldiers de Gran Morrison, con el Creature Commando formado por su Novia de cuatro brazos, el vampiro Vincent Velcro, el licántropo Wolfpack, la mujer pez Nina Mazursky, y la momia Khalis. La serie era una especie de Hellboy elevado a la quinta potencia (incluso la mujer pez es el equivalente exacto a Abe Sapien), y la pandilla de monstruos debía resolver amenazas incluso en otros planetas u otras dimensiones.

Aunque Frankenstein: Agent of S.H.A.D.E. obtuvo muy buenas notas de la crítica, al parecer su concepto era demasiado elevado para competir en ventas contra la línea de superhéroes “comunes”, lo cual conllevó a que DC se despidiera de él.

Créenos, la portada lo hace ver mucho mejor de lo que realmente es

Por último, el cómic Grifter nos presentaba al clásico héroe de WildStorm buscando resolver la conspiración de unas criaturas del Caos que intentaban cruzar a nuestro mundo posesionándose del cuerpo de humanos. Sin embargo, con una trama y escenas de acción muchísimo peores que las de una película de acción mediocre, Grifter fue desde el principio uno de los títulos más débiles de los Nuevos 52, por lo que incluso nos preguntamos por qué no fue cancelado antes.

Todavía no sabemos qué títulos sustituirán a estos cuatro (si es que habrá nuevos cómics, o se “ascenderá” a algunos actualmente publicados en otras líneas) ni cómo regresarán al Universo DC a los personajes de los cuatro libros cancelados, pero te lo haremos saber en cuanto lo sepamos, así que estáte pendiente para averiguarlo.