Con un juego de edición anual, siempre se debe hacer una comparación con el anterior, no lo digo yo nomás porque sí, lo dice el manual de “Cómo ser un blogger de videojuegos”. Está escrito y con esta regla me dispongo a reseñar mi querido Madden NFL 15, el juego de EA Sports conocido por muchos y del que pocos he sabido no sea de su agrado. Es fútbol americano, hasta a las mujeres les gusta este deporte, simplemente es cool tener a quién apoyar. ¡¡¡Y yo soy Bucanero!!!

Madden NFL 15

Nos gusta una señorita, nos conquista por lo que es por adentro, su manera de ser, de tratarnos y de ver la vida casi igual que nosotros. También por supuesto nos gusta por su cuerpo. Pero la ropa se nos hace completamente irrelevante. Así es Madden NFL 15, se olvidaron de hacer un cambio drástico en los menús y cómo se presentaban, la música sigue el mismo estilo de rudo-tackleador-de-pretendientes-de-la-novia, mezclado con un poco de come-muslo-crudo-de-antílope-recién-cazado, pero lo de adentro, o sea su manera de jugarse, es lo que conquista. Me gusta la música, invita a equiparse.

No le den vueltas, son los mismos modos súper profundos de juego, con el Madden Ultimate Team (MUT) -no apto para quienes buscan algo sencillo y rápido-, franquicias en línea o local, partidos con ambas modalidades también, entrenamientos, creación de jugadores y ahora agregan un “algo” diferente. Quiero decir un “mucho”, no un “algo”: The Gauntlet, o el guante.

¿Qué es este dichoso guante? Es sólo un sencillo modo en el cual Madden NFL 15 se diferencia de sus anteriores hermanos. No paga el precio del juego, sólo le agrega mucho valor. The Gauntlet consiste en retos estilo “drill” donde deberemos completar lo solicitado. Habrá tipo “Oklahoma”, hombre a hombre en línea, esqueleto, dos receptores y dos profundos, campo abierto, patadas. Es simple, sólo tacklea al corredor, no permitas primero y diez, mete el gol de campo, completa el pase, captura al quarterback. Todo con dos limitantes: tenemos cinco vidas u oportunidades para fallar en toda la partida, es decir, si no logramos el reto perderemos una de esas, fallar cinco intentos significa perder completamente.

La otra condicionante es la mejor, cada cinco ejercicios habrá un jefe de nivel, o sea debemos hacer algo totalmente ridículo e imposible de suceder pero extremadamente divertido. Sí, extremadamente. La dificultad no me ha permitido pasar del reto quince, o lo que es lo mismo, tres jefes. Un ejemplo es patear un gol de campo de 100 yardas pero ayudados de un huracán. ¿Ven como no es nada común? No suena a como lo estoy describiendo, pero cuando no puedan avanzar del sexto o séptimo ejercicio, querrán regresar una y otra vez. Llorando.

Si buscan perderse varias horas en un juego, además de obtener trofeos/logros con dedicación y esfuerzo, Madden NFL 15 está para consumirles todo el tiempo que tengan al finalizar sus jornadas laborales o estudiantiles. Un 25 por ciento de ellos requieren cierto tiempo practicando y echándose uno que otro partido, sin embargo nada imposible de lograr. El resto es puro sudor, sudor del puro: mejorar jugadores creados, entrenadores, equipos del MUT, ganar muchos partidos en línea.

Madden NFL 15
Ésta debería ser la imagen destacada de la reseña.

En eso de mejorar es donde se va el tiempo, pues los logros se basan en el ranking histórico asignado a cada jugador en activo, más aquellos ganadores -no necesariamente activos- de por lo menos un campeonato de conferencia. Se enfrentan a nombres tan desconocidos como Manziel y terminan en una lista enorme encabezada por su majestad Jerry Rice. Ustedes se imaginarán dónde está la dificultad. ¿Vale la pena el tiempo? Sí, pues tendrán que jugar mucho y decidir entre hacer lo más conveniente como jugador, o lo necesario para el equipo. No, los logros no son tan complicados, pero sí demandantes y entretenidos.

Jersey nuevo

Y fundas, casco, tachones, todo nuevo. El año pasado me gustó muchísimo el aspecto gráfico y visual del juego, pero señalé algunos puntos nada agradables que mejoraron para Madden NFL 15. Esos son los árbitros, ahora muy cambiados, con sombras más reales, movimientos convincentes en cierta manera, expresiones y agilidad que concuerdan más con lo visto en la televisión.

Los estadios también mejoran considerablemente en sul nivel de detalle, siendo más concreto en las partes laterales del campo con los camarógrafos, jugadores, microfonistas. La afición es más entregada y reaccionan con mayor naturalidad pues ya no necesitan una anotación para ponerse de pie y celebrar, sino al contrario, se emocionan al ver a su equipo hacer una buena jugada y dan seguimiento a esa excitación. Donde está la nota alta es en los entrenadores, muchísimo más reales que en cualquiera de las versiones anteriores. Felicidades EA, ahora sí hay coaches de respeto.

Madden NFL 15
Oh sí, es una toma real previa a la patada inicial. ¿Qué tal el público? ¿Qué tal el pasto? Todo se ve genial, ¿no?

El detalle de ensuciar los uniformes, rayar los cascos, desgastar el campo y marcar a los jugadores en la piel se mantiene, pero se ve más real, como si las texturas fueran trabajadas más en el golpe y no en un simple manchón aleatorio. Pero seguimos con jugadores cero expresivos del rostro, nomás gritan y se mueven mucho, nada más.

Aunque el libro de jugadas es el mismo, ahora la manera de seleccionarlas es diferente, ya que cambia de su común presentación de manera horizontal a vertical, siendo más fácil mandar jugadas de acuerdo al tipo, paquete, formaciones y tendencia. Hay que acostumbrarse pues parece no ser tan accesible, pero sí lo es.

Fundamentos del juego

Si deciden saltarse hasta esta parte de la reseña, está bien pues aquí narraré la razón por la cual Madden NFL 15 se lleva de calle a cualquier versión del juego. La NFL ha hecho cambios mega radicales en los equipos especiales, protegiendo muchísimo a los jugadores y evitando el contacto.

Madden NFL 15
¿Por qué se ve desde tan arriba? Porque podemos cambiar la toma en cada jugada y verlo desde el helicóptero. ¡Ah sí! Esa es la nueva mecánica de patada.

Pero en Madden NFL 15 también se sufrieron variaciones. Por fin las trayectorias de los jugadores no son como los años pasados, ahora los monitos no se trazan una ruta y ya, sino desde el momento que se percatan del regresador ya apuntan hacia él. Los bloqueos son mucho más inteligentes haciendo verdaderos huecos o paredes para permitir el paso del jugador con el balón.

En este punto también es prudente hablar del nuevo mecanismo de patada, dejando los controles iguales pero la trayectoria ahora señala tres puntos de acuerdo a la intensidad del golpeo. La misma ya no es estática como antes, sino ahora se mueve de acuerdo a la corriente de aire, dejándonos saber cómo sería el comportamiento del balón una vez en el aire. Bien ahí EA.

El motor de colisiones es meramente detalle. Realismo en un juego no siempre quiere decir en sus gráficos, sino en los movimientos y ahora con esos detalles de los que hablo, Madden NFL 15 impresiona un poco más que el año anterior. Ya había visto a los jugadores acarreando con más intensidad, quitándose tackleos y eludiendo contrincantes, sólo que ahora noté dos movimientos muy aplaudibles: movimiento de cadera y de hombros.

Madden NFL 15
¿Van a negar que el detalle es increíble? De nuevo, una fotografía de un partido en el Madden NFL 15, “sin filtros” dirían por ahí.

Quien haya jugado en posiciones donde se acarrea el balón, entenderá que ambos son indispensables para mantener el equilibrio y soportar mejor los golpes. Esta vez los jugadores reaccionan ante los contactos externos bajando el hombro para modificar su centro de gravedad y se ve increíble. De verdad, hablo de detalles pequeños pero ¿qué no queríamos realismo de este tipo en Madden NFL 15? Yo sí. Los cambios de dirección ya no se hacen con las piernas, sino con la cadera. Romper caderas se ve muuuuucho mejor.

La estrategia en el fútbol americano es indispensable para ganar, la lectura de las formaciones y los movimientos del contrario nos sirven para entender mejor lo sucedido en el campo. Por esto es que es muy recomendable aventarse todos los tutoriales donde enseñan de manera muy sencilla, las formaciones defensivas, tipos de pases, corridas, derribos, patadas, todo lo necesario. Acepto que son muchísimos, pero se entregan varios trofeos y el aprendizaje es muy valioso contra la mejorada defensiva en Madden NFL 15.

A pesar de basarse en lo mismo del año pasado, ahora noté más canibalismo en el tackleo pandilla, mejor lectura de los pases, reacción más rápida de los profundos para bajar en caso de corrida -llamado Player Sense-y linebackers más conscientes de los bloqueos para no estamparse como antes sucedía. Sí, es una defensiva más difícil, de esas ganadoras de campeonatos.

Madden NFL 15
Presionando el cuadro es como conseguimos zafarnos del bloqueo y penetrar hacia el quarterback. ¡A tronar columnas!

Y hablando de la unidad destroza jugadas -me encanta-, es momento de mencionar el modo de cámaras retomado en esta edición. Versiones pasadas nos permitían ver a la defensiva desde ese ángulo, no en segundo plano, ahora es posible ponernos encima del jugador asignado y movernos a placer. Es muy cómodo pero requiere tiempo para acostumbrarse, no es de buenas a primeras.

No podía faltar algo épico en Madden NFL 15, la tan anunciada mejora de la línea defensiva. Recuerdo haberme emocionado tanto con el anuncio hecho en la E3 2014 y rezaba porque no fuera otra cortina de humo. No lo es. Al estar en control de un liniero destroza piernas, debemos estar atentos a la entrega de balón, pues tendremos que presionar el gatillo derecho secundario para tener una reacción oportuna y ganar el dominio contra el ofensivo. De ahí aparecerán asignaciones de botones para realizar maniobras evasivas y liberarnos del contra bloqueo para ir a tacklear o capturar al mariscal de campo. No puedo describirles lo bien y natural que se siente manejar al agachado, arrancar y hacer lectura, en serio es como en la vida real. Es sin lugar a dudas una de los aspectos casi perfectos del videojuego.

Y bueno, las nuevas mecánicas de tackleo son un premio a la larga espera para aquellos que sufríamos a campo abierto. Derribar a un contrario es muy difícil, pues se debe hacer en un momento muy específico o perderemos al jugador, quizá sólo lo detengamos un poco, pero no lo suficiente.

Madden NFL 15
Previo a cada jugada verán las disponibles para la siguiente. También un resumen de la jugada anterior siempre acompañadas de tomas muy bien realizadas. ¡Break!

Ahora al momento de controlar al defensivo y estar frente al corredor, aparecerá un cono señalando el rango posible de acción, saliéndose de ahí es complicado concretar el derribo. Entre mejor sea nuestro defensivo, más grande el cono. Ahí se aplican los mismo criterios de antes para el tackleo sencillo, el agresivo y a las piernas. Es una ayudototota, sobre todo para definir bien el tipo de acción necesaria, o sea se acabó tratar de atinarle y yacer ridiculizados en el suelo.

¿Qué más puedo decir sin rodeos? El movimiento de cada jugador es más natural, las trayectorias del ovoide tienen esa irregularidad propia del pase, el sonido es más envolvente y nítido, se acabaron los volados eternos, la interacción entre jugadores después de la jugada es más parecido a lo que sucede en un partido real, las animaciones previo y posterior al cotejo son más sencillas pero muestran lo necesario.

Vince Lombardi y MVP en el mismo año

Pocos jugadores logran en una misma temporada adjudicarse par de trofeos para presumirse como la crema y nata en la NFL. Me encanta EA Sports a pesar de las múltiples críticas, pero también tengo bien puestos los pies en la tierra, siendo así les aseguro que no exagero al decir que Madden NFL 15 no es otra edición cualquiera. Sus actualizaciones en el modo de juego, gráficos, sonido, mantener esa amplitud en el MUT, la línea defensiva o sea ¡la línea defensiva!, The Gauntlet, son sólo lo más memorable de este año.

Madden NFL 15
Con su gran variedad de modos de juego, Madden NFL 15 es una amenaza electrónica para todos tus seres queridos. No los vas a ver en meses.

Insisto, realismo no es olerles las axilas, es sentirnos dentro del juego y emocionarnos con el partido. Reencontré el sabor de la estrategia, de los golpes, pases y acarreos, de regresar viniendo de un déficit de puntos y terminar ganando en tiempos extras, de mentársela al receptor por no atraparla o sufrir con una revisión de un balón suelto. Estoy muy metido en el modo MUT pues el reto es grande, también creé a mi propio quarterback futuro Montana y me verán en lo más alto del ranking, de igual forma los retos de The Gauntlet me terminarán haciendo los mandados. Madden NFL 15 me terminará haciendo los mandados, porque me encanta el deporte y esto es lo más cercano a un partido real de la NFL.