Marvel vs Capcom 3 | Reseña

0
1747

Marvel vs Capcom 3 se convirtió desde su anuncio en uno de los videojuegos de peleas más esperados de todos los tiempos, si no es el que más. ¿Qué tanto cambió en una década? ¿Es el crossover que todos esperaban? ¿Un título obligado en PlayStation 3  y Xbox 360?

Marvel vs Capcom 3

La historia nunca ha sido el fuerte de la saga Marvel vs Capcom, por lo que en Marvel vs Capcom 3 sigue siendo casi igual de accesoria que antes, aunque en esta ocasión cada personaje incluye un epílogo cuando terminas el modo de un jugador, el cual es más bien como un chistesito aprovechando la colisión de ambas compañías.

El pretexto de porqué 38 personajes van a romperse la cara en esta ocasión es que el Doctor Doom y Albert Wesker unen sus fuerzas para conquistar los dos universos. Doom reúne a varios de los villanos de Marvel para realizar su plan, que consiste en usar la energía de Galactus a su favor… Claro que quienes conocen a Galactus saben que esta tarea es prácticamente imposible por lo que pronto héroes y villanos de ambos universos pelearán tanto por salvar sus pellejos como por diferentes fines personales.

Here comes a new challenger

Marvel vs Capcom 2 es recordado por muchos como uno de los mejores videojuegos de peleas en 2D, un título que marcó a una generación y que aún ahora se juega con frecuencia de manera competitiva. Actualizarlo para muchos lucía muy difícil, hacerlo mejor, prácticamente imposible. Así que, desgraciadamente, el éxito o fracaso de Marvel vs Capcom 3 tendrá que ser en gran parte comparándolo con su antecesor.

De entrada la cantidad de personajes es menor, sin embargo Capcom se olvidó un poco (o un mucho) de reusar a los personajes que hemos visto en decenas de juegos de peleas para darle cabida a algunos integrantes olvidados de la familia Capcom. Por ejemplo, adiós a Zangief y bienvenido de vuelta Haggar, que aunque con sus claras diferencias mantienen cierto estilo similar de combate. Lo mismo pasó del lado de Marvel, dejando afuera las copias de Wolverine (con garras metálicas o de hueso) y trayendo mejor a un auténtico clon directito de los cómics: X-23.

Si bien la cantidad de guerreros disponibles en Marvel vs Capcom 3 no es tan impresionante como en el capítulo anterior (56), el número de peleadores y su variedad de estilos aseguran que encuentres un equipo a tu gusto e inviertas varias horas en tratar de dominar el videojuego. Adicionalmente, si compraste la edición limitada o los adquieres como contenido descargable, puedes jugar con Shuma Gorath y Jill Valentine.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
Deadpool quiere salir en el próximo Street Fighter

Para casuales y hardcore por igual

¿Y el sistema de juego? Marvel vs Capcom 3 sigue la tradición del crossover, con combos largos que tienen casi siempre como finalidad levantar al oponente para seguirle tundiendo en el aire y más tarde rematarlo cuando caiga en el suelo. Escoges tu equipo de tres integrantes, pudiendo alternar entre ellos en el transcurso de la batalla o llamarlos para que entren y le peguen un par de cachetadas al enemigo y alargar tu cadena o poner distancia de por medio.

El esquema de control de se mantiene en cuatro botones de golpe, aunque más simplificado, habiendo tres botones de ataque regular (débil, medio y fuerte) y un cuarto botón que sirve como launcher (el golpe que levanta a tus enemigos) o como una especie de ataque más macizo cuando lo aplicas en el aire o en otras situaciones.

Este cambio pareció un acierto, y aunque ha sido objeto de polémica, la verdad es que simplifica un sistema de juego que necesitaba ser más amistoso: Mavel vs Capcom 2 era un juego de seis botones atrapado en un control de cuatro botones, y para la secuela optaron por hacer que cada botón representara específicamente un nivel de golpe, idéntico a lo que hicieron en Tatsunoko vs Capcom y clásico en las sagas Guilty Gear y BlazBlue.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
El esquema de botones fue simplificado, pero el sistema de juego es muy profundo.

El control puede frustrar a quienes esperaban mayor complejidad en la tercera parte, pero la idea de Marvel vs Capcom 3 era también atraer a nuevos jugadores a la franquicia dotando al título de un sistema con la misma profundidad de sus precuelas pero más amigable del lado de quien toma el mando… Y a mi gusto lo lograron, pues a pesar de su superficial sencillez, los más clavados del género encontraran muchas, pero muchísimas maniobras por dominar.

Además de los botones de ataque regular, tienes un botón adicional para cada uno de tus compañeros, apretándolo lo llamas y dejándolo presionado cambias de personaje. El botón de launcher también sirve para alargar tus combos aéreos, y si es apretado junto con alguna dirección de la cruz, lanzarás a tu enemigo hacia ese lado y entrará uno de tus compañeros a seguirle dando de golpes, ésto lo puedes encadenar hasta tres veces. Si eres el que está recibiendo la madrina aérea, lo que puedes hacer es apretar el dichoso botón de launcher más alguna dirección, intentando anticipar hacia dónde te lanzarán, sí lo haces correctamete rompes la jugada y te evitas varios hits y sangre perdida.

Otra de las novedades en Marvel vs Capcom 3 es el X-Factor, un movimiento que te permite durante algunos segundos aumentar dramáticamente la fuerza, velocidad y defensa de tu personaje, además de recuperar energía de manera constante. El poder y duración del X-Factor aumentan conforme menos personajes te queden y para activarlo tienes que apretar los cuatro botones de ataque al mismo tiempo. Este es otro de los apartados “polémicos” del juego, y con justa razón.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
Los escenarios son lugares conocidos de los fans de Marvel y Capcom.

A Capcom le ha dado mucho por ponerse del lado de los débiles. En Street Fighter IV presentó el Ultra Combo, un súper poder cuya barra se iba llenando conforme recibías golpes, así que generalmente el que iba perdiendo la llenaba primero y podía darle la vuelta a la tortilla conectándolo. En Marvel vs Capcom 3 introduce el X-Factor, que es aún más manchado, pues con algunos personajes como Hulk y Sentinel el daño que causas es una mentada de madre, pudiendo aniquilar al contrario de un combo sencillo (4-5 hits)… si es tu último personaje tienes quince segundos completos para reventarle la cara a tu rival y no es nada extraño que las peleas se decidan por el que iba perdiendo y usó el X-Factor con un personaje medio mañosón.

Una de las ventajas/desventajas del X-Factor es que debido a que incrementas tu velocidad te da acceso a combinaciones nuevas, algunos del tipo semi infinitas y bastante molestas (para quien los recibe) que se basan en repetir el mismo poder en una esquina, como con X-23. Otro de los usos del X-Factor es que sirve para cancelar cualquier movimiento, pudiendo encadenar hasta dos súper poderes. También sirve defensivamente porque al activarlo tienes un pequeño espacio de tiempo para contraatacar, generalmente con algún poder o súper que tenga cierta propiedad de invencibilidad.

Otros de los movimientos de Marvel vs Capcom 3  son la guardia avanzada, counter con asistente y los clásicos Crossover Hyper Combo donde encadenas los súper poderes de tus personajes uno tras otro. El jefe final del modo Arcade es una cosota enorme que abarca toda la pantalla (Galactus) y contra quien las reglas normales de pelea no se aplican y se reduce en atascarle con todo lo que tengas… Sí, todo muy Marvel vs Capcom.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
Algunos villanos regresan, otros hacen su debut en la serie.

Como viñeta de cómic

En gráficos vemos un cambio radical. Era impensable que Capcom usara los gráficos 2D que se dedicó a reciclar durante años, por lo que para Marvel vs Capcom 3 opta, como en Street Fighter IV, por gráficos en 3D pero manteniendo el sistema de juego en dos dimensiones, logrando unos visuales llamativos sin estar al nivel de otros juegos del género. Los personajes tiene animaciones detalladas y curiosas, con algunos trazos tipo cómic aunque con un efecto de textura plástica que resulta muy atractivo en algunos personajes aunque algo raro en otros. Todo esto con tomas dramáticas, decenas de fuentes de luz, explosiones y efectos especiales para realzar los súper poderes lo vuelven un título atractivo no sólo de jugar, sino de ver.

Los personajes también cuentan con trajes alternativos que intentan imitar lo de sus diferentes versiones, por ejemplo Spider-Man tiene el traje de Civil War y el del simbionte. La dirección de arte sí chafea un poco, y para muestra basta ver los retratos de los personajes en la pantalla de selección: quedaron muy feos. Los escenarios no son muchos, pero los que hay tienen algunos cameos y representan fielmente locaciones conocidas tanto de los cómics Marvel como de otros videojuegos de Capcom.

El sonido de Marvel vs Capcom 3 es prácticamente inmejorable. La música presenta temas clásicos y remixes, así como nuevas melodías muy adecuadas para jugar. Las voces podemos elegirlas en inglés y japonés, así como darle más participación al narrador o ahorrarnos sus comentarios de pelea. Todo funciona muy bien en conjunto y hasta se enchina la piel escuchando las voces de viejos conocidos que teníamos rato sin escuchar como Wolverine, Spider-Man o Tron Bonne.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
Marvel vs Capcom 3 es una fiesta de destellos, explosiones y efectos especiales.

Las opciones nos presentan lo clásico del género, con modo de historia, entrenamiento, versus, misiones y peleas online, ya sean rankeadas o amistosas. El sistema de juego en línea no es el mejor y presenta algunas fallas en conexión pero mínimas, y si estás en una sala con varios jugadores no puedes ver las batallas de los demás. Lo que sí puede ser cansado es la cantidad de datos que lee el juego cada que sales de una batalla rankeada y regresas al menú principal; tarda varios minutos en actualizarse y buscar no sé qué cosa, lo cual entorpece considerablemente el flujo de juego. Es frustrante porque a veces tarda más en hacer esto que lo que duró tu pelea.

Los extras que incluye Marvel vs Capcom 3 también son los normales, con galerías de imágenes y sonidos, títulos e iconos para tu perfil, cuatro personajes desbloqueables y videos alternativos de introducción (bastante buenos la verdad, aunque los hayamos visto mil veces en los promos de Capcom). Si quieres sacarlo todo pasarás un muy buen rato peleando.

Marvel vs Capcom 2, una década después

Si todo luce muy en la vena de Marvel vs Capcom, ¿entonces por qué ha recibido tantas críticas de varios usuarios Marvel vs Capcom 3? Como mencioné antes, la principal queja ha sido el sistema de juego simplificado. Pareciera que a muchos fans de hueso colorado no les agradó la idea de que su videojuego favorito se volviera más “amistoso” y lo etiquetan de “demasiado casual”. La idea de Capcom era en parte hacerlo atractivo para quienes no juegan tanto, pero no sólo eso, sino que aquellos no familiarizados con la saga o el género de peleas encuentren un sistema de juego accesible para dar batalla. Y creo que ese es el disgusto real.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
Creéme, Spencer será de tus personajes favoritos.

Marvel vs Capcom 2 era un juego con decenas de bugs, errores y combos infinitos… No arruinaban la diversión, pero la mayoría de ellos sólo era explotables para quienes de verdad dominaban el título. Sacar uno de esos aburridos y repetitivos combos de 99 golpes que drenaban toda tu sangre podía tomarte meses en dominar… ¿y ahora? Ahora cualquiera puede marcar un buen combo y dominar el sistema de juego. La competencia aumenta y es fácil engancharse con el título aunque no tengas mucha experiencia con los anteriores.

Esto no quiere decir que Marvel vs Capcom 3 tenga un sistema de juego de botonazo como muchos argumentan. Realizar las mejores jugadas con cada uno de los peleadores sí toma mucha práctica  y marca la diferencia entre los verdaderos dedicados y los casuales. Aquellos que le ponga más horas de práctica se encontrarán con un sistema de juego muy profundo que permite combinaciones rebotando a tu enemigo en el suelo, las paredes, cambiando de personaje, encadenando súper poderes y exprimiendo hasta la última gota los movimientos.

Es cierto, tiene detalles y errores, algunos combos infinitos y un desequilibrio palpable en el roster de personajes, pero es algo que existía desde Marvel vs Capcom 2 y que, aunque sigue presente, se mejoró muchísimo… al menos hay parches para ir corrigiendo estas fallas.

Marvel vs Capcom 3 | Reseña
A algunos personajes les sienta muy bien el estilo gráfico.

Otro de los pretextos usados para menospreciarlo ha sido la cantidad de personajes. Todos sabemos que es menor, pero también sabíamos que era imposible que fuera tan amplia. Capcom ya no podía usar personajes reciclados y tenía que crear todo cero. La cantidad (38) es amplia y hay personajes para todos los gustos, algunos muy sencillos de usar, variados y rápidos como Dante, y otros que requieren más tiempo para ser dominados pero que ofrecen algunas ventajas como rematar a tu rival en el suelo varias veces, como She-Hulk y Spencer. El número de personajes puede ser menor pero los estilos de batalla son más variados y menos repetitivos.

Marvel vs Capcom 3 mejora cada renglón y aspecto de sus precuelas. El esquema de control no minimiza la profundidad del gameplay, y con tantos personajes a escoger tenemos un peleador para muy buen rato.  Si bien hay errores que deben corregir, ninguno de ellos es grave; tampoco es que esperábamos el videojuego con el equilibrio perfecto, porque de ser así, le estábamos rezando al santo equivocado. Marvel vs Capcom 3 es lo que ha siempre ha sido la franquicia: peleas frenéticas, poderes lucidos, montones de personajes, brincos de dos pantallas, efectos especiales, combos manchados y diversión.