¿Ya sigues a Anim-Arte.com?

Cine y TV

Crítica de Marvel’s Jessica Jones

Marvel's Jessica Jones

Después de la exitosa Marvel’s Daredevil, Marvel mantiene su alianza con Netflix para adaptar algunos de sus personajes de segunda línea a series de televisión. Marvel’s Jessica Jones es la nueva serie coproducida con Netflix, basada en esta ocasión en la heroína creada por Brian Michael Bendis y Michael Gaydos en la poco conocida pero aclamada historieta Alias (2001). ¿Qué tal está?

Marvel’s Jessica Jones

Jessica Jones es una investigadora privada que tiene el poder de la súper fuerza y que al tiempo lidia con su trauma al haber sido manipulada por un supervillano llamado Kilgrave. Las cosas se complican cuando este telépata regresa para seguir arruinando vidas. Jessica tendrá la ayuda de la abogada Jeri Hogarth (Carrie-Anne Moss), el barman súper humano Luke Cage (Mike Colter) y su amiga Trish (Rachael Taylor), entre todos deberán encontrar un modo de detener a Kilgrave y hacerle pagar por sus crímenes.

Lo primero que destaca de Marvel’s Jessica Jones, adaptada por Melissa Rosenberg, es su producción, impecable serial de televisión digital al estilo de Daredevil con un elenco y actuaciones prácticamente intachables. Del mismo modo la estructura del guion está bastante pulida, con diálogos correctos y situaciones que se sienten realistas y nunca ridículas.

El único “pero” que se le puede poner aquí es la duración. Jessica Jones no es un personaje con tanto material que se pueda adaptar a la pantalla, a diferencia de Daredevil, por lo que la serie se centra en un único villano y situación, y los treces capítulos consisten en ir dilatando este encuentro final entre la heroína y el antagonista, con un par de episodios que resultan claramente relleno.

Además de eso, Jessica Jones cuenta con varias subtramas y personajes secundarios los cuales no resultan lo bastante interesantes (y algunos son francamente irritantes) como para que nos interese seguir sus historias, y aunque tienen una resolución al final de la serie, ésta se siente innecesaria y hasta forzada.

No tan Daredevil

A diferencia de Marvel’s Daredevil, acá el énfasis no está propiamente en la acción (y las escenas al respecto) sino en la intriga y la investigación, y aunque llega a haber algunas escenas cargadas con adrenalina, no llega a los niveles de Daredevil en cuanto a producción y coreografía, la cual pudiera echarse de menos, más al tratarse de una heroína cuya principal habilidad es que es notablemente más fuerte que el humano promedio.

Jessica Jones

Jessica Jones es relativamente fiel al personaje de los cómics

Entrando en detalles, la historia de Jessica Jones cuenta con una especie de segundo villano, el cual también es adaptado de los cómics, aunque en una forma que se siente introducido con calzador, y aunque su papel es instrumental en el desarrollo de la historia, no deja de sentirse forzada la adaptación del personaje y su intervención en la serie. Obviamente no revelo nombres para que la sorpresa les llegue a quienes deseen ver el show.

Esto no quiere decir que Marvel’s Jessica Jones no cuente con momentos que te intrigarán y mantendrán pegado a tu asiento. Krysten Ritter hace un papel excelente como la protagonista, mostrando un muy amplio rango de actitudes, conductas y sentimientos a lo largo de la montaña rusa de emociones de su tan multifacético personaje.

Alrededor de la mitad de Jessica Jones, existe un cambio de status quo que refresca la trama y por fin le hace explotar todo su potencial. Kilgrave es un villano complejo e incluso entrañable, que te mantiene adivinando sus verdaderas intenciones y del cuál no pararás de sorprenderte, convirtiéndose sin duda alguna en uno de los mayores atractivos. Por desgracia, tras este arco que se mantiene por una buena cantidad de capítulos, para el cierre vuelve a presionar el freno y termina con un final un tanto desinflado.

Veredicto de Jessica Jones

Marvel’s Jessica Jones es una serie aceptable cuyo fuerte está en la producción, madurez y el villano, mientras que su principal punto débil está la narrativa, que en momentos se siente estirada a la fuerza. Si decides invertirle las casi trece horas que suman los capítulos tendrás varios momentos interesantes y ampliamente entretenidos, pero también algunas horas muertas. En estos tiempos hay mejores series que ver, pero aun así tienes la garantía de que tratándose de Marvel, a pesar de ciertos bajones, el show ofrece algo único y refrescante que vale la pena ver si eres seguidor de este más maduro universo en Netflix.

Comentarios

Más en Cine y TV