Reseña de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

0
1033
Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

La saga de sigilo por excelencia siempre ha sido Metal Gear Solid, franquicia que surgió en forma en la original PlayStation, pero que existe desde la poca conocida consola MSX y la NES. La competencia de Hideo Kojima está muy lejos de ofrecer lo que las aventuras de Snake representan, tanto así que Metal Gear Solid V: Ground Zeroes es prácticamente una demo que se vendió como juego, no completo, pero finalmente era imposible haberlo ofrecido de manera gratuita dada la infinidad de horas que podemos pasar en la misión sin aburrirnos.

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes

Hideo Kojima (productor, creador, director y escritor del juego) es uno de los genios más importantes de la industria si nos referimos a la forma de contar historias, además es un desarrollador muy cuidadoso con su saga estrella; Metal Gear es una serie que generalmente han sido un éxito en ventas y crítica, en mi opinión no hay ningún juego malo en la saga, así de cuidado y planeado tiene su futuro Kojima y su gallina de los huevos de oro.

Comencé mi gusto por las aventuras del universo Metal Gear a partir del tercer capítulo de la saga, posteriormente jugué las primeras dos entregas y me sorprendió lo mucho que evolucionó la franquicia en sólo unos años, las mecánicas de control y jugabilidad han ido cambiando según las limitaciones de las consolas, y lo que más me gusta es que, para mí, la intrincada trama crece más y más sin tornarse aburrida, además de siempre ofrecer una jugabilidad y reto a prueba de balas; sin duda Kojima es un genio en este apartado y Metal Gear Solid V: Ground Zeroes es muestra de ello.

Es imposible negar que Ground Zeroes se trata en esencia de un demo que nos presenta una muy pequeña parte de lo que será Metal Gear Solid V: The Phantom Pain; el mismo Kojima anticipó que se trataba de un prólogo, la primera misión de la nueva historia de Big Boss. Sin embargo la única parte que justifica la venta de dicha demostración es la rejugabilidad, sí, la campaña puede durar hasta 30 minutos si somos hábiles, pero el pequeño mapa de mundo abierto que nos ofrecen esconde cintas de audio, insignias del FOX Engine y escritos que revelan mucha información sobre la historia, un deleite para los fans.
Debo admitir que la primera vez que superé la única misión que incluye el juego me tomó unas cuatro horas terminarla, no porque sea malo en el control, sino que el mapa puede ser pequeño pero explorarlo todo no es tarea fácil y siendo primerizo en la misión, me tomé el tiempo necesario para contemplar cómo la saga ha evolucionado al mundo abierto. Pasando la campaña volví a jugar cuatro veces sólo para sorprenderme más, descubriendo que existen infinitas posibilidades de completar la misión, además de que el 100 por ciento del juego se desbloquea siempre y cuando encontremos todo, absolutamente todo lo que esconde la pequeña isla en la que nos sitúa el título.
No es que quiera justificar el hecho de que Metal Gear Solid V: Ground Zeroes pudo ser una demo gratuita, pero es que, al menos yo, sentí que el precio es justo y vale cada centavo invertido en él, sobre todo si eres fan de la saga y aprovechaste algunas de las rebajas en consolas de nueva generación o Steam.
metal-gear-solid-5-ground-zeroes-1
Un prólogo en el que nos presentan el conflicto que desata los hechos de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain Snake sigue siendo el mejor espía del mundo.

El prólogo, un par de horas muy interesantes

La campaña de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes arranca justo después de los acontecimientos de Metal Gear Solid: Peace Walker (título de PSP), en los años 70. El objetivo de Big Boss/Snake es infiltrase en una base militar estadounidense ubicada en Cuba y rescatar a dos rehenes, Chico y Paz, quienes fueron secuestrados por una extraña organización militar llamada XOF, controlada por Skull Face; los soldados pertenecientes a la organización de Snake son torturados y existe el peligro de que revelen información importante si no se les da rescate pronto.

Tolo lo anterior puede sonar como una gran historia llena de giros e intriga como a las que nos tiene acostumbrados Kojima, lamentablemente esto no sucede, y menos si se trata de un prólogo. Por otro lado, es comprensible dado que la trama no es el punto fuerte del título: el gameplay es el principal atractivo y no defrauda.

No se preocupen, las cintas de audio y los archivos en texto que encontremos serán suficientes para llenar ese hueco en la inexistente trama, no sólo para darnos contexto de lo que está pasando o ya pasó, sino que a través de estos se habla de planes futuros y algunas que otras revelaciones que quedaron como cabos sueltos en Peace Walker. Por otro lado, es bastante difícil en un principio encontrar todas los secretos en la primera vuelta, obligándonos a terminar la campaña varias veces y de distintas formas para poder explorar todo el mapa.

metal-gear-solid-5-ground-zeroes-2
Los gráficos sin ser una maravilla, están muy bien optimizados en PC
metal-gear-solid-5-ground-zeroes-3
Red Skull, el nuevo enemigo al que tendremos que enfrentar, pero hasta The Phantom Pain

Pasé cuatro veces Metal Gear Solid V: Ground Zeroes con un total de nueve horas invertidas y no he logrado sacar el 100 por ciento en las estadísticas, así que no se enfurezcan, se trata de un título exclusivamente planeado para pasarlo una y otra vez sin caer en lo aburrido, apartado que me sorprendió porque, hasta cierto punto, se hace muy adictivo si eres fan, te quedas con ganas de armar el rompecabezas de información recaudada y te propones a no detenerte hasta tenerlo todo.

Concluyendo con la historia, si bien es un juego principalmente recomendado para verdaderos seguidores de la franquicia, los primerizos no tiene por qué asustarse ya que en el menú principal del título se muestra una opción llamada “antecedentes” en la cual se relatan los principales hechos que dieron consecuencia a nuestra misión actual, es muy recomendable que los veteranos también le den una lectura a dichos archivos por si en algún punto del análisis de la información obtenida se nos pasa un detalle, a mi me pasó en un par de ocasiones.

La jugabilidad, el apartado más refinado de la saga

Pensemos por un momento lo que sería de nuestro espía favorito si sus movimientos no fueran tan precisos, no sería el icono que es en la industria. En consecuencia, Metal Gear Solid V: Ground Zeroes sigue con los grandes estándares de calidad que sus antecesores han impuesto, el movimiento del personaje se siente muy real y los comandos responden de manera inmediata en situaciones de tensión, otra cosa es que no lo sepamos aprovechar al máximo.

Comencemos por el sigilo, el apartado más importante del título. Los movimientos y acciones para pasar desapercibido ante los guardias están hechos a la medida de los escenarios, es decir, tanto las coberturas de asfalto, hasta las cajas y demás objetos que nos hacen invisibles son del tamaño exacto de Snake cuando se encuentra agachado. Como ya es de conocimiento, Snake puede acostarse y arrastrarse a cualquier posición en el mapa, lo cual hace excelente el uso de los arbustos para pasar encubiertos y nos ofrece cierta variedad a nuestro repertorio.

La mejor forma de lograr nuestro objetivo es evitando a los enemigos, lo cual representa un reto bastante decente; podemos matarlos a casi todos de manera sigilosa o con tiros a la cabeza con nuestra arma secundaria que se encuentra equipada con silenciador, sin embargo recalco que la mejor experiencia es precisamente evitar liquidar un sólo soldado.

metal-gear-solid-5-ground-zeroes-5
El juego se ve bien en todas sus versiones, pero la definitiva es la de PC, que destaca por su iluminación, distancia de dibujado, efectos especiales y resolución 4K.
La acción ha tomado un papel más importante, aunque no es recomendable entrar al estilo Rambo, sino que podemos tener algunos tiroteos con los contrincantes o atacarlos por sorpresa con nuevos movimientos, lo que hace del control un apartado que se siente fresco y muy bien adaptado a los nuevos jugadores, sin embargo esas acciones repercutirán en el desarrollo de la misión debido a que los integrantes de la base se comunican entre sí para reportar hasta el mínimo movimiento. Sí repartimos plomo es seguro que llegarán los molestos refuerzos.

En conclusión, podría escribir miles de detalles más sobre el apartado del gameplay, pero no lo hago porque es algo que los usuarios deben descubrir por ellos mismos, ya que siempre se aprende un nuevo truco en la pequeña aventura de Snake y el sigilo es nuestro mejor amigo en un amplio repertorio de opciones para afrontar la situación y rescatar a Chico y Paz.

Mundo abierto, la principal novedad

En 2005, Metal Gear Solid 3: Snake Eater ya planteaba la idea de un mundo abierto para las misiones del personaje, sin embargo las limitaciones de las consolas no le permitieron a Hideo Kojima hacer lo que en un principio tenía en mente. Ahora, gracias a las tecnologías de las nuevas consolas, el desarrollador japonés pudo hacer su sueño realidad y Ground Zeroes es el mejor ejemplo de lo que podemos esperar en el “juego completo”.

Recapitulando, el mapa de la base militar cubana es pequeño en extensión, pero enorme en posibilidades. Pude notar que los desarrolladores se encuentran trabajando en un mundo grande que además de eso se sienta vivo y lleno de posibilidades, a primera vista lo van a conseguir ya que Ground Zeroes es una tesina para calentar las aguas de cara al lanzamiento real, el mundo se siente grande, lleno de enemigos y con caminos variados.

Como ya hemos visto en videos de The Phantom Pain, la inteligencia artificial es buena, sin llegar a ser lo mejor, cumple con hacernos la vida imposible y los enemigos tienen la posibilidad de ser interrogados, dejarlos inconscientes o asesinados con nuestro cuchillo; ya en el piso, los soldados pueden ser vistos por otros y activar las alarmas por lo que esconderlos será una prioridad, en un mundo abierto todos estos elementos funcionan al parecer de mejor manera y nos aseguran que podamos rejugar las misiones sin que por fuerza sigamos el mismo camino o mecánica.

¿Cómo se ve?

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes es un videojuego trans-generacional, es decir, salió en consolas de pasada generación y en nuevas consolas, por ende los gráficos del juego se vieron un poco afectados, si bien en PlayStation 4 funciona a 1080p y 60 cuadros por segundo, la versión de Steam cuenta con múltiples opciones de resoulcion y algunas otras que mejoran el apartado gráfico, sin hacerlo inmaculado.

El combate cuerpo a cuerpo es divertido pero podemos quedar expuestos.
El combate cuerpo a cuerpo es divertido pero podemos quedar expuestos.
Existen la mayoría de resoluciones para diferentes pantallas, hasta para 4K, aunque necesitarás una PC decente para poder jugarlo al máximo al menos en 1080p. Las opciones gráficas mejoran en la calidad de las texturas, la iluminación, la sombras, la oclusión ambiental, la sincronización vertical y la fluidez en la tasa de imágenes por segundo.
Las opciones gráficas se notan desde un principio en la distancia de dibujado, las partículas, los efectos de luz, entre otras cosas. No es lo mejor que existe en apartado visual pero es bastante decente, lo mejor de todo es que se encuentra bastante bien optimizado. Lo mismo sucede en PlayStation 3 y Xbo 360, donde a pesar de la diferencia de poder, el videojuego está técnicamente bien optimizado.

Una probadita de lo que nos espera

Es complicado para mi dar un veredicto sobre Metal Gear Solid V: Ground Zeroes tratándose de algo tan corto, es como si sólo evaluara una misión de todo un paquete que no ha llegado. No obstante, no significa que sea un mal juego, es toda la esencia, evolución y crecimiento de la saga resumidos en una especie de demo, la cual nos sorprende perfectamente cuando descubrimos que se trata de una misión de las muchas que habrá a futuro. Si yo pasé cuatro veces el juego de distintas maneras para un total de nueve horas invertidas en esta misión en Cuba, ahora imaginemos completar al 100 por ciento Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Lo sé, se sentirá abrumador.