Estamos a esa época del año donde la temporada de basquetbol comienza para deleite de los amantes del deporte ráfaga, y como es costumbre, 2K Sports empata el arranque de la NBA con el lanzamiento anual de su franquicia estrella, NBA 2K15.

NBA 2K15

Habiéndose colocado el año pasado como el mejor simulador deportivo en el mercado –y el único en el que realmente se notó el salto a la nueva generación de consolas-, las expectativas para NBA 2K15 eran  altas, por lo que el estudio desarrollador, Visual Concepts, hizo lo más lógico con miras a perfeccionar un título que parecía difícil mejorar en tan poco tiempo: hacerle caso a las sugerencias de los fans en correos y tableros de mensajes.

De nuevo salta a primera vista el increíble apartado gráfico, con las versiones virtuales de atletas más realistas que vas a ver en un videojuego, similitudes que van más allá de un mero parecido físico entre la persona y su contraparte de polígonos, sino incluso en los gestos, actitudes y en algunos casos hasta cábalas y manías.

La intención de la franquicia siempre ha sido la de ofrecer la misma experiencia de ver un partido por la televisión pero interactivamente, y para añadirle más sabor a esta experiencia tenemos los comentarios de Ernie Johnson Jr. y Saquille O’Neal, a quienes podemos ver desde la transmisión previa y deleitarnos con –literalmente- un millón de apuntes y frases, de hecho los locutores aprenden de lo que sucede en la temporada y es muy raro que en un mismo juego repitan el comentario.

Tan impresionante como luce, la única diferencia real de NBA 2K15 respecto al año pasado en este renglón es la cantidad de animaciones y trabajo en captura de movimientos. Sí, al mismo tiempo luce igual (de bien), pero mucho más movido. La amplia gama de movimientos nuevos y más detallados también se reflejan en algunas mejoras, o más bien cambios, en el gameplay.

Más formas de atacar, más difícil defender

A la ofensiva, NBA 2K15 tiene más recursos como fintas, pantallas o cortes, las cuales nos permiten encontrar huecos o hacernos espacio entre el marcador y nosotros para intentar embocar en la canasta. La mayoría de los seis mil nuevos movimientos fueron enfocados en este tenor.

NBA 2K15
Y ya podemos jugar la temporada con LeBron James en los Cavs.

Y algo que les encantará a todos es que este año el anotar puntos es más sencillo que nunca, no sencillo por el hecho de que la IA sea torpe o cualquier disparo acierte, sino a que se introdujo un medidor dinámico de tiro que nos permite fácilmente ver qué tantas posibilidades tiene nuestro jugador de encestar en caso de que lo intente.

Un medidor en la parte inferior del círculo de selección de nuestro personaje crece o disminuye para indicarnos qué tan altas son las oportunidades de anotar. Más grande el medidor, más alta la probabilidad, y notaremos que desmarques y fintas aumentan nuestras chances. Básicamente, para anotar necesitamos mover la pelota y arriesgar sólo cuando sea necesario o con los jugadores indicados. Si por alguna extraña –extrañísima- razón, no te gusta este sistema en NBA 2K15, puedes regresar al clásico.

Los rompimientos ofensivos también recibieron una ayudadita, pues en NBA 2K14 era común ganar la pelota e intentar pasársela a nuestro compañero debajo de la canasta, para encontrar que, o se lo dábamos a un rival o lo tirábamos inexplicablemente por la banda. En esta ocasión los rompimientos son jugadas más veloces, automáticas y certeras, propensas a la falla también, pero por un error humano, no por una disposición de la computadora de regalar el balón.

NBA 2K15
El medidor de tiro asegura que rotemos mucho la pelota para esperar la mejor oportunidad.

Desgraciadamente, el esquema defensivo de NBA 2K15 no lo sentí mejorado a la par. En partidos contra la IA en dificultades altas sigue siendo prácticamente imposible detener o marcar a jugadores como LeBron James o Kevin Durant; los postes y defensivos suelen patinar algunos milímetros en la duela y salirse de la jugada o perderse fácilmente con las pantallas del rival.

Esto puede solucionarse ligeramente con el cambio táctico de tu equipo, pero no es algo definitivo y responde a una falla que no han arreglado desde la versión anterior y que de hecho este año se nota más por la multitud de maniobras ofensivas que se agregaron. El problema de las correcciones en la física del choque de cuerpos es que casi siempre el defensivo tiene las de perder a la hora de la reacción. Anotar puntos es más fácil y recompensante que nunca, defender continúa siendo un reto que puede llevar a la frustración si no le dedicas varias horas a dominar el esquema.

Modos de juego: Desde novato hasta leyenda

En cuanto a modos, NBA 2K15 presenta más o menos lo mismo del año pasado, con cambios de nombres o algunas actualizaciones, varias de ellas significativas. Arrancando por My Career, el modo de historia/campaña de este título deportivo, en lugar de manejar a un basquetbolista seleccionado dentro de las primeras opciones del draft (NBA 2K14), tomamos el control de uno que no fue escogido y únicamente tiene contrato temporal por diez días. De nosotros dependerá alargarlo y volvernos la estrella del equipo.

Para este modo se cuenta con la voz de una treintena de atletas de la NBA, lo que le da cierto realismo a las conversaciones entre los partidos, como los regaños, consejos y alabanzas. Claro, hay que tomar en cuenta que la mayoría de ellos suena peor que el presidente de Venezuela leyendo un discurso, pero le da cierta profundidad a la experiencia.

NBA 2K15
Asegúrate de alumbrar el cuarto, no sea que salgas igualito en la foto.

El sistema de atributos para tu jugador también cambió. La meta en NBA 2K15 es crear deportistas más versátiles y polivalentes. Mientras que en pasadas ediciones la mayoría de puntos de habilidad eran distribuidos a habilidades muy específicas como tirar, tres puntos, robo de balón, etc, en esta ocasión se trata de campos de mejora más generalizados, ya sea por posición o por tarea. Crear a la segunda encarnación de Jordan es ahora más posible.

Para ganar estos puntos, NBA 2K15 no sólo toma en cuenta la cantidad de encestes al finalizar el partido con tu jugador, sino ciertos objetivos intermedios que pueden ir desde número de pases, robos, minutos jugados y similares. La necesidad de anotar para subir de nivel no es tan urgente, ya que otras tareas también te permitirán incrementarlo.

Como curiosidad, NBA 2K15 tiene un sistema de escaneo facial (PS Eye o Kinect) a la hora de crear a tu jugador. Mi consejo es que no lo uses a menos que sea para reírte un rato, los resultados, cuando no te marca error o tienes condiciones súper óptimas de luz, son decepcionantes. Te conviene pasar más rato escogiéndole el bigotito y las patillas hispter que quieres que luzca tu futura estrella, y déjame decirte que esta herramienta es muy poderosa para que no se parezca a la creación de nada más.

Y más toneladas de modos NBA 2k15

También regresa el modo My GM, en donde en lugar de ponernos los shorts y nuestros tenis, la idea es tomar el rol del manager de algún equipo y llevarlo a la gloria. Tareas como descubrir talentos, asignar salarios y mantener contenta a la plantilla, o al menos a las estrellas, serán parte del día a día. Para ello se amplió el sistema de conversaciones, medios y rumores, con lo que podremos comentar sobre posibles traspasos o darle una regañada  a ese vaquetón que nunca corre cuando está en la duela.

NBA 2K15
El modo My League es para armar la liga de ensueño. A ver si es cierto que Jordan puede contra las estrellas actuales.

Un modo de juego que me encantó es My League, que tal como su nombre en inglés indica, ofrece herramientas para modificar la NBA a nuestro antojo, desde mover equipos de división, jugadores de franquicias, establecer topes salariales e infinidad de indicadores. Luego de crearla puedes jugarla, no como un equipo, sino como todos, ya sea una sola temporada o bien ver cómo se desenvuelve durante varias décadas.

¿Quieres un pretexto más para intentar My League? ¿Qué tal la posibilidad de incluir en la NBA a algunos de los 25 equipos de la Liga, como el CSKA o el Barcelona, así como los equipos clásicos de liga como los Bulls y los Lakers de los 80?

Para los amantes de las mecánicas estilo Ultimate Team (de la saga FIFA), NBA 2K15 tiene su propio modo similar, donde por medio de tarjetas desbloqueamos y adquirimos diversos jugadores para nuestro equipo, no sólo atletas vigentes, sino leyendas de la NBA como Karl Malone, el Shaq, “Magic” Johnson o su majestad aérea Michael Jordan. Ten en cuenta que abrir nuevos sobres de mayor nivel cuesta dinero virtual, y éste es difícil de obtener, por lo que ya hay algunos DLC que a cambio de muchos dólares reales te permiten abrir más sobrecitos virtuales.

NBA 2K15
El modo con cartas se presta al pay-to-win… pero es divertido.

Finalmente, tenemos los modos de juego en línea, en el que podemos competir ya sea en partidos tradicionales cinco contra cinco o en duelos callejeros donde llevamos a nuestra creación del modo de carrera a competir a las canchas de asfalto. En este segundo modo, llamado My Park, escogemos de entre tres fracciones (cada una con ciertos atributos) para después esperar en un lobby a manera de canchas deportivas a que se arme la reta.

En mi caso tuve que esperar varias horas para poder jugar decentemente un par partidas. Me tocaron bastantes veces que se caían los servidores o simplemente no conectaban al intentar accesar a My Park. 2K Sports ha comentado que está trabajando para ofrecer un sistema en línea más estable, pero de momento es de los puntos más bajos de NBA 2K15. En todo caso, si tienes la urgencia de probar tus habilidades, te recomiendo los encuentros tradicionales.

Finalmente, tenemos una especie de “canal de televisión al que la compañía pretende darle seguimiento. Aquí hay/habrá entrevistas con los desarrolladores, algunos tips y hasta algo de la NBA real, con charlas con las estrellas del momento. Supongo que es una buena opción para los más clavados con este deportes.

NBA 2K15
Otro problema de My Park es que todo mundo es muy cremoso y personalista.

¿Evolución o pasito tuntún?

NBA 2K15 es uno de los simuladores deportivos más competitivos del mercado. Sí, mejoró respecto al año pasado Sí, sigue siendo el mejor juego de basquetbol. Visualmente impresionante y con una sustancial mejora a la ofensiva y en el sistema de tiros, no le alcanza para ser tan perfecto como quisiéramos. Esperemos que 2K Sports lance una actualización que arregle los problemas de conexión y nos permita tener una defensa más sólida. Si no eres tan fijado o no probaste la edición de 2014, adelante, adquiérelo con toda confianza. Si eres fijado, también, sigue siendo un juegazo.