Sí, es cierto, Peggle 2 ya tenía un buen rato en Xbox One y Xbox 360, pero hasta hace poco los dueños de una PlayStation 4 pudimos comprarlo mediante la PSN Store, por lo que aprovecho para reseñar este juego para quienes no lo conozcan o tengan la curiosidad de saber de qué va y si vale la pena adquirir esta secuela de Electronic Arts y PopCap Games.

Peggle 2

En realidad me resultaría raro que alguien no conociera el concepto del original Peggle, pues lo conocimos en gran variedad de plataformas. Para aquellos que no sepan cómo se juega, cómo se gana y las mecánicas de gameplay, las explico brevemente a continuación.

Peggle 2 es una especie de híbrido entre máquina de pachinko, pinball y minjuego de Chabelo. Cada nivel es un tablero lleno de pegs –esferas o cuadritos- los cuales puedes destruir al soltar una pelotita desde lo alto de la pantalla. A la hora de liberar la bola tenemos la posibilidad de dirigirla hacia donde más nos convenga, ya que para superar cada nivel necesitamos desaparecer todos los pegs naranjas del tablero, que no son tantos, pero suelen estar en lugares incómodos.

Cada nivel nos da diez oportunidades para ir borrando todos los pegs naranja de la pantalla, y para ello necesitaremos cálculos cuasi matemáticos, algo de suerte y poderes especiales, que acá se activan cuando tocas algún peg verde (hay dos por tablero). El poder varía dependiendo del Peggle Master (tutor) que tengas en turno y para irlos desbloqueando necesitas superar varios escenarios, los cuales luego puedes rejugar con distintos poderes para e intentar cumplir los objetivos secundarios.

Todos los poderes de Peggle 2 tienen su grado de utilidad, más que nada dependiendo del tablero. Algunos empujan los pegs vecinos, otros te permiten calcular con mucho mayor precisión tus tiros, etc. En lo personal, y ya para hacer puntos, recomiendo usar a la chica fantasma, ya que ella vuelve intangibles todos los pegs azules y se pueden lograr combos muy locochones si tu contador de combo es alto.

Duelo, Fiesta y más Peggle

Además de superar todos los niveles de  los Peggle Masters, cada uno de ellos te brindará diez retos adicionales, los cuales son tableros específicos a manera de puzle donde con jugadas muy específicas y pocos intentos debes destruir todos los pegs que se te pidan.

Peggle 2
Les presento a mi campeona en línea. En serio, la fantasma es la mejor si sabes cómo usarla.

Si quieres sacarle aún más jugo a tu inversión, Peggle 2 tiene un divertidísimo componente multiplayer dividido en dos apartatos: Duelo y Fiesta, el primero es una partida uno contra uno en un tablero, cada jugador con cinco intentos para hacer la mayoría de puntos posibles. Rápido, efectivo y puede ser jugado también de manera local con dos controles.

Pero mi modo favorito es Fiesta, donde se pueden reunir hasta cuatro usuarios en línea para ver quién hace más puntos en determinado escenario. Me encanta este modo por la posibilidad de cambiar al poder con el que más te acomodes y porque difícilmente vas a hallar a un rival súper dominante, la suerte siempre juega un papel importante más allá de la habilidad para calcular y medir dónde y cuándo soltar la bolita.

Como se podrán imaginar, el concepto de Peggle 2 es sencillo de aprender y rápido de jugar, prácticamente un título muy casual que lo mismo pueden disfrutar veteranos como novatos, tus amigos, tus hermanos, la novia y hasta los padres.

El apartado gráfico de hecho refleja esto. Ilustraciones en dos dimensiones llenas de color, con paisajes de fondo temáticos, muy al estilo de jueguitos que puedes encontrar en dispositivos móviles, aunque no por ello desentonan al ser presentados en consola, ya que la magia de Peggle 2 está en su sencilla mecánica de juego. La música es pegajosa, pero algo que me encanta (desde la primera entrega) son esos toques de temas clásicos, sobre todo al desaparecer todos los pegs naranja, donde podemos escuchar melodías como el “Himno a la alegría”.

Con todo y su sencillez aparente, realizar todos los logros y trofeos será un verdadero reto, pues envuelve completar todos los objetivos secundarios, los cual puede llevarles, muchos, muchísimos intentos. Cada vez que rejugamos los tableros, las esferas de poder cambian de lugar así que es difícil establecer una estrategia única y hay que rezarle a todos los dioses del pachinko para borrar absolutamente todos los pegs o realizar ciertas jugadas de fantasía. Y si te lo preguntabas, la versión de PS4 cuenta con platino.

Hasta los DLC valen la pena

Algo que tengo que mencionar es que considero prácticamente imperativo hacerse con los dos DLC de niveles de Peggle 2 –con un castor y una mariposa como tutores-, cada uno cuesta apenas 1.99 dólares y le agrega varias horas y retos al título original. Los de trajecitos, esos no vale la pena ni fijarse en ellos, total, cumpliendo ciertas tareas iremos desbloqueando nuevos skins para nuestros Peggle Masters.

Peggle 2
El castor Jimmy tiene el mejor arreglo de música clásica. Es un DLC, ¡cómpralo!

Tras varias horas de juego, entre gritos de beneplácito y momentos de frustración, tengo que corroborar que Peggle 2 es fácilmente uno de los juegos descargables más divertidos en el mercado. Es el clásico título que te hace pensar que sólo le dedicarás unos cinco minutos y la realidad te desborda cuando te das cuenta que le terminas dedicando sesiones de cuatro horas. Familiar, adictivo y a un precio tan accesible es un título imposible de pasar por alto.