Rekoil | Reseña

0
Rekoil | Reseña

Publicado en Steam para Windows, desarrollado por Plastic Piranha y publicado por 505 Games, Rekoil es un FPS estilo arena que tristemente pudo ser algo más y no lo logró, pues debido a su baja popularidad no hay gente suficiente para jugar en línea siquiera una partida.

Rekoil

Un mundo devastado por alguna pandemia es el escenario de este multijugador de disparos en primera persona; sin mucha más historia que contar, básicamente todos luchan por sus vidas entre dos facciones: los Minutemen y los opresores de Darkwater Inc., en lo que se supone deberían ser partidas llenas de explosiones y disparos.

Como gamer es difícil describir y reseñar lo que es este multiplayer online, pues generalmente nuestra opinión varía en qué tan divertido y envolvente se torna la experiencia al perder y ganar partidas. Así que trataré de ser breve, conciso y tomar de mejor forma los atributos que pude descubrir en medio de una serie de caminatas virtuales tan solitarias como Will Smith en la película Soy Leyenda.

Entornos listos para la acción

Sin importar la locación, el detalles de las gráficas de Rekoil es decente: texturas e iluminación están bien logradas, sobre todo en interiores, donde la densidad de colores y objetos es buena. Los exteriores, por su parte, dejan ver cielos despejados, soleados o nocturnos, con aves a la distancia y elementos como carreteras, automóviles y árboles hasta la lejanía, dando impresión de un mundo extenso aunque nosotros juguemos en mapas cerrados, un complemento visual que se agradece cuando tomamos la cámara de espectador en alguna partida. Es decir, si encontramos una.

El motor de física de Rekoil, a pesar de no ser algo sublime, entrega lo necesario, por ejemplo botellas y cubetas salen por los aires al recibir disparos, aunque otros objetos como mesas, puertas o tablas no reaccionan en lo absoluto más allá las típicas marcas oscuras de disparos. Los gráficos, se podrían, son austeros, pero logran su cometido.

El moverse por los escenarios es fluido y no hay tantos fallos que entorpezcan el desplazamiento, cruzar puertas y brincar por ventanas es sencillo y da pie a una ágil movilidad cuando se trata de escapar o buscar al enemigo. Sin embargo, cuando llegué a encontrar gente no fue sorpresa que al hacer respawn justo terminara en un lugar tácticamente erróneo, donde los rivales me esperaban para volver a matarme, así de simple y sin importar cuál de los diez mapas probara.

Rekoil
Bonito pasillo, bonita iluminación, cero enemigos.

Con cerca de cuarenta armas a escoger y cinco clases de soldado, Rekoil parece una buena apuesta si lo que quieres es variedad y la oportunidad de encontrar tu forma de juego ideal en cada enfrentamiento, pero muchas armas no son sinónimo de espectacularidad. Las explosiones son malas y sin ningún chiste, ya saben, la típica granada que sólo hace “pum” sin lograr algún efecto visual llamativo; el sonido de las municiones y la balacera también es bastante soso y después de un rato hasta se torna cansado para los oídos.

Oh Dios… Soy Leyenda

No se confundan, no quiero decir que soy un jugador sumamente experimentado y que acabo con quien sea, lo que quiero decir es que nunca, nunca había sentido tal soledad y abandono tan grande en un juego como en Rekoil. Para resumir, luego de meses de su salida regreso y sigo viendo que nadie o muy pocos se meten a jugar; en ocasiones la frustración es tan grande que simplemente quitas el juego o te aburres caminando por el escenario, para decir de pronto “oh, ¡allí hay uno!” y tirar una granada: “pum”.

Eso sin mencionar que puedes encontrar bugs que te impidan entrar a partidas, que te muestren usuarios que no están realmente conectados o que de plano no te dejen seleccionar ni el tipo de arma, ni clase de soldado. Sí, en Rekoil hay un fallo muy grande y es el de la casi inexistente comunidad, lo cual hace que este FPS sea aburrido a más no poder; peor todavía cuando Plastic Piranha no previó esta posibilidad y no incluyó al menos un modo para darse de balazos con algunos bots.

A final de cuentas no importa hablar de gráficos, opciones, armas y demás si no hay gente para competir. ¿Cuál es el punto? La única forma de quizá probar a fondo este título y que valiera la pena la inversión  sería convencer a un par de amigos de comprar Rekoil y luego formar equipos para quedar online.

Rekoil
Shhh, creo que estoy solo, de nuevo.

Rekoil es un FPS que pudo haber sido algo entretenido, dentro de sus fallas y vértices sin pulir se notan las bases para esto, pero con la poca promoción, el no contar con bots y el aspecto genérico de los gráficos ha llamado poco o nada la atención. Si encuentran nueve personas en una partida ya es algo majestuoso para conectarse inmediatamente… Si algún bug no se los impide.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.