Dicen que no hay quinto malo, y Resident Evil 5: La Venganza es la quinta entrega de la franquicia en cines. Que la tercera es la vencida, y este filme es el tercero de la saga dirigido por Paul W.S. Anderson. ¿Será sólo por una superstición que nos animemos a ir al cine a ver esta película pese al historial que le precede? ¿Podría por fin Resident Evil redimirse en la pantalla grande?

Resident Evil 5: La Venganza

Si bien es cierto que en videojuegos Resident Evil parece irse a un punto sin retorno con cada nuevo episodio, no ha sido nada comparado con lo que le ha sucedido a la franquicia en cines. Resident Evil 5: La Venganza viene de un oscuro legado que nos indica que a estas cintas es mejor esperarlas a que salgan en la televisión, y de ser posible, ni siquiera verlas. Sin embargo, a cada estreno lo rodea un aura de redención cuando los tráileres te muestran algunas escenas que te hacen soñar con que por fin la franquicia hará algo de justicia al material original.

En Resident Evil 5: La Vengaza esa aura de redención llegó con la caracterización de la actriz Li Bingbing como la temible agente secreta Ada Wong. Si este largometraje incluía a Ada y aparte a (un no con tan buen talante) Leon S. Kennedy era difícil que algo pudiera salir tan mal como en las ocasiones anteriores, ¿no?

Obviamente estaba equivocado. Pareciera que Paul W.S. Anderson no tuviera piedad de nosotros y con cada nueva entrega quisiera despedazar las ilusiones de todos los fanáticos de Resident Evil. En esta secuela el desalmado se pasó de la raya presentando una de las abominaciones más grandes, no sólo de la saga, sino de la historia reciente del cine de ciencia ficción, terror y todo lo que esté en medio de esos dos géneros.

Vamos a ponerlo por partes y dividirlo en lo bueno y lo malo de Resident Evil 5: La Venganza. ¿Qué tiene de bueno este largometraje? Ada Wong enseñando pierna y haciendo algunos sexys movimientos con pistola. ¿Qué tiene de malo? Todo lo demás… y no de malo, de terrible.

Se hubieran quedado muertos

¿Hablamos de historia? Bueno, el director tenía algunas frases de una línea con punch, pero no una historia que justificara esos “magistrales diálogos”, y la licuadora de siete velocidades con la que escribió sus guiones en las anteriores películas estaba descompuesta, por lo que decidió que era mejor dejar la trama lo más simple posible: Ada y Alice tienen que escapar de un complejo de Umbrella mientras un equipo de rescate compuesto por  -un inodoro, incoloro e insaboro- Leon S. Kennedy y un grupo de fortachones va en su ayuda.

Resident Evil 5: La Venganza | Crítica
Ada Wong es el principal atractivo de Resident Evil 5: La Venganza.

Aunque ésta es una secuela directa, Anderson se ahorró los por qué, los cuándo y la mayoría de los cómo. El chiste es que Alice tiene que escapar porque “alguien” la necesita afuera para una misión importante. Tuvo tanta flojera creativa que simplemente recicló situaciones y hasta personajes que ya estaban muertos con tal de sacar a flote su churro.

¿Hablamos de actuaciones? Sería mejor no hacerlo, porque todas en Resident Evil 5: La Venganza son poco menos que insoportables: sin emociones, sin personalidad y sin talento. Cada vez le crees menos a Alice (Milla Jovovich), y a pesar de que ya no tiene sus súper poderes marca Umbrella, sigue manejando 500 artes marciales y haciendo uso de movimientos ninja y aburridas cámaras lentas. Por si fuera poco, Alice siempre tiene una frasecita tipo Stallone o Bruce Willis para aminorar la tensión, el problema es que ella no es Rambo ni McLane, por lo que la protagonista termina siendo el personaje más plano.

Johann Urb es poco creíble como Leon S. Kennedy y parece más urgido en apretar los bíceps que en actuar convincentemente, además de que se nota que del presupuesto les quedó muy poco para caracterización y maquillaje, pues sólo le hicieron su peinado de rayita y le dieron una chamarra parecida a la de Leon para que diera el gatazo.

Resident Evil 5: La Venganza
Johann Urb es Leon S. Kennedy, Milla Jovovich como Alice y Boris Kodjoe dando vida a un tal Luther West.

El resto de actores son igual de maletas, desde Michelle Rodríguez hasta Colin Salmon, la única que más o menos va con su personaje es Sienna Guillory, quien interpreta a Jill Valentine, y ha de ser porque en el filme está supuestamente controlada, o sea, casi no habla ni actúa.

¿Y dónde quedó el zombi?

¿Los efectos especiales? Bueno, los productores alegan que tomaron inspiración en cintas tailandesas para muchas de las escenas de peleas, así como del clásico cine artemarcialista asiático. El problema es que en Resident Evil 5: La Venganza nunca cuaja; hacer una buena secuencia de batalla física no es sólo usar movimientos con cable y saturarle de slow motion: los actores se ven casi siempre torpes y las coreografías muy rebuscadas.

En el apartado de los zombis y las criaturas que acechan en Resident Evil 5: La Venganza, pues no lucen tan mal: corren, muerden, babean sangre y aprendieron a disparar y a conducir, cortesía de los últimos videojuegos, pero salvo los primeros quince minutos, no lucen atemorizantes. Aparte de la típica carne de cañón, hay otro par de monstruos interesantes (bueno, tres porque uno viene en pareja), pero nada que salve la producción.

Resident Evil 5: La Venganza
Jill Valentine es de lo poco rescatable de la película.

En cuanto a las escenas de acción, tenemos -aparte de las mencionadas peleas ninja- persecuciones en automóvil y balaceras por doquier, todas sin sentido y con vehículos y zombis explotando a la mínima provocación. Olvídense de Los Indestructibles, para hacer volar hasta la madera mojada en 447 mil 883 pedazos nada como Ada, Alice y Leon.

En estas escenas es donde más se nota el tono ridículo de Resident Evil 5: La Venganza. Un ejemplo claro es cuando unos 600 de zombis armados con torretas, jeeps de combate, metralletas y pistolas de alto poder rodea al grupo de Leon S. Kennedy. En estos momentos viene el clásico cliché donde los buenos disparan y cada balazo es tan certero que mata a algún enemigo, mientras ellos no reciben siquiera un rozón a pesar de la lluvia de municiones en su contra.

Cuando te das cuenta que los zombis están a unos cinco metros del grupo formando un círculo, sin que alguno de los héroes siquiera se mueva al disparar o tome cobertura y no pueden atinarles un solo plomazo, no queda más que sentir vergüenza ajena por el director y por quien entrenó a estas criaturas para ser supuestamente armas mortales. Es más, el zombi que se acerca más a ellos traía una motosierra, válgame dios.

Ay no ma…. Paul

Mismo caso en las persecuciones en auto; ya que los no muertos llegan a emparejarse con los buenos y a soltarles una ráfaga a diez centímetros de la ventanilla del conductor, el cristal vuela en pedazos pero estos zombis están tan mal capacitados que increíblemente no le dan a nada. Criaturas buenas para manejar, malos para disparar. Las trepidantes secuencias de acción de Resident Evil 5: La Vengaza terminan siendo una especie de comedia involuntaria, donde hasta pequeños robots del tamaño de un zapato gritan de dolor como si hubieran herido a un dinosaurio.

Eso sí, tengo que confesar que Resident Evil 5: La Venganza tarda un poquito en ser tan mala, y los primeros diez o quince minutos son los mejores que ha tenido la franquicia. Desgraciadamente regresamos después a la cruda realidad, en una pentalogía que perdió el gas hace mucho tiempo. Cada nueva secuela se vuelve más un cínico intento por quitarte tu dinero sin darte algo de valor a cambio. Resident Evil 5: La Venganza es como un zombi hecho película: lento, torpe y feo… un muerto viviente que quiere comerse tu cerebro porque a los productores se les acabó hace varias películas.

6 COMENTARIOS

  1. Hola…!!
    Pues a mi me me ha gustado la película. Y he visto toda la saga en mas de una ocasión. Y pues también he jugado la saga de vídeo juegos y leído las novelas de S.D Perry. No se me ha dado por compararlas ah tal extremo de criticarlas, puesto que son adaptaciones del juego. Las actuaciones no me parecieron malas, creo que estuvieron bastantes bien, acompañadas del parecido físico tanto de León como de Ada, aunque yo tome estas apariciones como de una historia alterna al juego. Y por ultimo, se me hace estupenda la aparición de una heroína entre tanto MACHO, por cierto este es un punto muy importante ya que muchos hombres fan o no de los videogames tienen como punto negativo, puesto que mucho creen que las mujeres solo deben aportar sus atributos en este genero. Pero como dicen: en gustos se rompen géneros.
    Ah y disculpa, se que es un post viejo pero no pude evitar dar mi opinión, hasta luego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.