South Park: The Stick of Truth | Reseña

0
2512
South Park: The Stick of Truth

Sinceramente creí que esto nunca pasaría, llegué a pensar que Trey Parker y Matt Stone habían ideado una nueva broma pesada para todos sus fans y que  South Park: The Stick of Truth para Xbox 360, PlayStation 3y PC no era otra cosa que un plan perverso para ilusionar a sus seguidores y mantenerlos esperanzados en que algún día verían el mejor juego de South Park que podría existir. para luego retrasarlo nuevamente, y seguir así hasta la eternidad. Afortunadamente, me equivoqué.

South Park: The Stick of Truth

Ubisoft y Obsidian Entertainment, de la mano de los creadores originales de South Park (Trey Parker y Matt Stone), nos traen el videojuego más divertido que he jugado basado en cualquier licencia, no sólo tiene el mismo humor, emoción y asco ocasional que su contraparte en televisión, sino que lleva a la franquicia a un nuevo nivel y nos acerca a nuestros queridos personajes como jamás lo hubiéramos pensado, esto mientras nos morimos de risa por las parodias y demás obscenidades de Cartman y compañía.

Para los que no lo saben, South Park es una serie cómica de televisión en la que un grupo de niños se mete en un sin número de apuros, el lenguaje soez y hasta ofensivo es una constante en estos pequeñines de escasos diez años y las situaciones hilarantes son comunes en sus aventuras en un pequeño poblado de Colorado llamado South Park.

Luego de 17 temporadas ha llegado un Chico Nuevo a South Park, y ese chico eres tú. Lo primero que haremos al iniciar nuestra aventura en South Park: The Stick of Truth es crear a nuestro personaje; aunque las opciones de personalización parecen pocas (seleccionar un tono de piel, un tipo y color de cabello y la ropa adecuada) en realidad son inmensas, ningún chico nuevo va a ser igual y al avanzar en la historia mejorarás tu atuendo y eso se reflejará en todo momento.

Habiendo creado nuestro avatar la historia se desarrollará como esperarías de un episodio de South Park, claro, siempre desde nuestra perspectiva como el Chico Nuevo. Al poco rato de iniciar una partida empezaremos a conocer a la gente de la ciudad: adultos, niños, animales, pedazos de mierda (literalmente) y los personajes habituales de la teleserie se convertirán en nuestros amigos, al menos en una red social por medio de la cual podremos mantenernos al tanto de sus actividades, además la amistad traerá sus ventajas pues nos permitirá acceder a nuevas habilidades.

Eric Cartman, Butters Stotch, Kyle Broflovski, Stan Marsh y hasta el inmortal Kenny McCormick se convertirán en tus amigos y aliados, pues se ha desatado una guerra mítica ahora que el milenario conflicto entre elfos y humanos ha llegado a South Park, al menos en la imaginación de los niños. Así es, los niños de South Park están jugando a los caballeros, magos y elfos y el Chico Nuevo también quiere jugar.

South Park: The Stick of Truth
No la mires directamente, pues la Vara de la Verdad no fue hecha para los ojos mortales.

Asses on Fire

Eric Cartman… es decir, el Gran Hechicero ha convocado a una reunión urgente del KKK (Kastillo Kupa de Kartman) ahora que la Vara de la Verdad (Stick of Truth) ha sido robada por los elfos y es la misión de “Fagballs/Douchebag” (el nombre de caballero del Chico Nuevo) recuperarla, pues quien controla la Vara de la Verdad controla la realidad misma (o sea, pone las reglas del juego), pero claro, lucharán como se hacía en la auténtica Edad Media: por turnos.

El gameplay de South Park: Stick of Truth es una mezcla de homenaje y burla a los clásicos juegos de rol de la estirpe de Final Fantasy, Super Mario Mario o Dragon Quest, debemos elegir una clase, equiparnos con las mejores armas y usar las mejores ropas para enfrentarnos a tantos enemigos como podamos para subir de nivel y adquirir nuevas habilidades. Esto puede ser un punto en su contra si no eres fan del género, pero la comicidad y el tono amable imperan sobre los defectos de los RPG por turnos. También es necesario realizar alguna secuencia o apretar el botón en los ataques para bajar más efectivo tu ataque.

“¿De quién es este turno?” o “Podría estar viendo la TV ahora” son ejemplos de las frases que nuestros enemigos dirán si nos tardamos en elegir una jugada eso sin mencionar el clásico: “ese no cuenta”, pero mi aspecto favorito son las invocaciones, todas hacen un daño enorme, pero las animaciones son tan divertidas que desearás poder realizar más de una cada día sólo para divertirte viendo al Sr. Esclavo… Bueno, será mejor que tú mismo veas que hace.

South Park: The Stick of Truth
Como en todo RPG, las invocaciones tienen entradas asombrosas

Cada enfrentamiento se siente único y es un verdadero reto pues debemos utilizar todo nuestro repertorio y planear cada pelea con lujo de detalle, la gloria de los juegos de rol por turnos vive de nuevo en el combate frenético pero divertido de South Park: Stick of Truth gracias a una mecánica de juego refinada y los excelentes diálogos que Trey Parker y Matt Stone escribieron personalmentes, los cuales nos recordarán que, a pesar de todo, son sólo niños jugado a humanos contra elfos.

Y claro, las habilidades especiales de nuestros protagonistas también son divertidísimas, el Paladín Butters es una víctima natural y todos querrán pegarle, el Chico Nuevo puede utilizar el Pedo de Dragón (¿alguien dijo Skyrim?) y Kenny, o mejor dicho, la Princesa Kenny tiene varios poderes que causan un daño considerable a tus enemigos, pero que pueden terminar matando al pobre, invocar a un unicornio o a las criaturitas peludas nunca había sido tan divertido.

Deberás aprender a dominar todas estas habilidades antes de aventurarte más allá de tu cuadra, pues aunque puedes explorar todo el pueblo de South Park hay peligros más grandes que los niños rivales en la captura la Vara de la Verdad: vagabundos, adictos, ratas mutantes, perros asesinos, gente cangrejo y hasta extraterrestres violadores te atacarán apenas te pongan los ojos encima, así que más te vale conseguir el mejor armamento posible y conocer bien a tus aliados para emplearlos con sabiduría en la batalla. Las opciones de personalización y mejora también son inmensas.

South Park: The Stick of Truth
Las cosas se ponen muuuuy duras para el Chico Nuevo.

The Return of the Fellowship of the Ring to the Two Towers

Lo mejor para el final: ya lo has notado en los tráileres e imágenes del juego, pero es asombrosa, verdaderamente asombrosa la fidelidad del juego a la serie. Realmente todo parece parte de un capítulo del programa, y no sólo me refiero a las gráficas, que son prácticamente parte de ese mundo de recortes y stop motion del que nace South Park, también el guion de las escenas y hasta las voces son más que nada una extensión de la caricatura.

Al jugar South Park: The Stick of Truth parece que ese mundo de stop motion cobra vida frente a ti y que puedes manipularlo a tu voluntad, en algún punto mi esposa vio como jugaba y por un momento creyó que estaba viendo la serie hasta que notó el control en mis manos. No es una exageración, se ve así de bien. El único problema gráfico es una baja de frame rate en algunas secciones al cargar el mapa, como el parque de juegos infantiles.

Los diálogos (en inglés) y la trama también ayudan a que nos sintamos parte del mundo surrealista de South Park, pues Trey Parker y Matt Stone, quienes además de escribir y dirigir la serie también prestan sus voces a los personajes principales, repiten ese rol para el videojuego, así que en ningún momento sentirás que South Park: The Stick of Truth es un producto incompleto, por el contrario, es una adaptación perfecta y no lo digo a la ligera.

South Park: The Stick of Truth
Realmente te sientes como el Chico Nuevo en South Park.

Si no te ries cuando el ex vicepresidente Al Gore te pida encontrar al HombreOsoCerdo te reirás cuando lo encuentres, o cuando la Princesa Kenny le dé un beso a otro niño disfrazado y ambos se asqueen hasta vomitar, o cuando los visitantes intergalácticos decidan explorar lo más profundo de tu ser, o pelees con contra una rata mamá por liberar a un pedazo de mierda. Es decir, South Park: The Stick of Truth está hecho por las mismas mentes (perturbadas) que crearon el show y eso se nota en su tremenda calidad.

El juego es grande, sin ser precisamente larguísimo, unas 20 horas si exploras un poco divididas en varios días, y cada día se nos presenta como un nuevo episodio, haciendo el mismo acercamiento al letrero de South Park que vemos en cada capítulo y corte comercial, además cada día es una nueva aventura que nos cuenta más sobre lo que está pasando en el pueblo y sobre ti mismo, Chico Nuevo: difícilmente querrás dejar de jugar una vez que domines las estrategias más avanzadas como defenderte o contra atacar, cuando requieres algunos comandos especiales para hacer más efectivo todo.

Lo único que tengo que objetar es que durante mi aventura me enfrenté al menos media docena de veces a un glitch muy molesto: al matar a un grupo de enemigos el juego no reconocía que los había matado a todos y no terminaba la pelea, curiosamente tampoco me dejaba atacar puesto que no encontraba objetivos validos, dejándome sin opciones para avanzar y forzandome a cargar mi último autoguardado. Sin embargo debo mencionar que esto parece ocurrir exclusivamente en la versión de Xbox 360 y que posiblemente sea solucionado con un parche el día del lanzamiento oficial.

South Park: The Stick of Truth
Tal vez todo sea un juego de niños, pero recordarás cuando tomaste una vara y pretendiste ser un gran caballero

Sin lugar a dudas, Ubisoft creó es un increíble juego que será del agrado de todos los que soporten una que otra broma de mal gusto, también todos los gamers que extrañen un buen juego de rol tradicional deben darle una oportunidad a South Park: The Stick of Truth, quizá el mejor título basado en cualquier licencia, y uno que le hace honor a South Park y al género del RPG por turnos, y si por desgracia no te gusta, pues… Culpa a Canadá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.