Street Fighter X Tekken | Reseña

3
1541
Street Fighter X Tekken

Capcom se encargó de promocionar lo que parecía que a nadie le interesaría: crossover entre los personajes de las franquicias Street Fighter (de Capcom) y Tekken (de Bandai Namco), y hay que reconocer que logró generar una gran expectativa entre la comunidad de gamers aficionados al género de los juegos de pelea, pero faltaba ver si Street Fighter X Tekken estaba a la altura de la cerrada competencia o era sólo un pretexto hecho videojuego. El juego está disponible para PlayStation 3, Xbox 360, PS Vita y PC.

Street Fighter X Tekken

Cuenta la leyenda de la existencia de una antigua diosa con poderes inimaginables. Ha vivido por eones enteros y cada vez es más difícil encontrar algo en el Universo que la sorprenda. Pero la diosa encontró en un pequeño planeta azul lo que se volvería su pasatiempo favorito: observar los conflictos humanos. Ya sea por dinero, salud, venganza o control, los humanos han peleado unos contra otros sobrepasando los límites de un cuerpo aparentemente débil.

Hoy, la diosa tiene una nueva idea, una forma de volver más entretenida esta lucha eterna. Mandará a la Tierra un regalo especial, un cubo que liberará todo el poder dormido de cada peleador e incluso despertará habilidades superiores en quien se adueñe de él, lo que provocará un nuevo conflicto entre los mejores guerreros por hacerse de la caja que tiene el mismo nombre de la diosa: Pandora.

Se lee demasiado mamerto, pero ésta es la historia de fondo que Capcom ideó para llevar a cabo el combate entre dos franquicias en Street Fighter X Tekken. Aquellos que compren la versión especial del videojuego podrán leer esta especie de prólogo en un cómic que viene añadido al manual de instrucciones, aunque la historia en general no vale la pena y los finales son más bien epílogos cortos que poco ahondan sobre la misteriosa Caja de Pandora, aunque son bastante curiosos varios de ellos.

Pero ya de lleno con el videojuego, lo primero que uno nota en Street Fighter X Tekken es la cantidad abismal de peleadores para seleccionar: 38 (16 por cada bando), y si tomamos en cuenta los cinco personajes exclusivos de PlayStation 3 -Toro, Kuro, Cole McGrath, Pac-Man y Mega Man- estamos hablando de 43 personajes en total. La lista incluye a combatientes clásicos de cada franquicia y varios que habían estado olvidados por algún tiempo, como Rolento y Poison de Street Fighter, y Ogre por parte de Tekken. A esto tenemos que añadirle doce personajes (descargables en consolas) que estuvieron disponibles hasta la versión de PS Vita y PC.

El sistema de juego es de duelo por parejas, donde cada jugador escoge a un par de peleadores y puede intercambiarlos en cualquier momento, ya sea para darle descanso a uno de los guerreros y que recupere sangre, para hacer algunos combos más largos o para realizar ataques en conjunto. La diferencia con otros títulos del género es que con que uno de tus personajes sea derrotado pierdes la ronda, no importando cuánto le queda de vida a tu pareja. Esto es algo que Capcom tomó “prestado” de Tekken Tag Tournament y que funciona bastante bien para darles dinamismo y agresividad a las batallas.

Street Fighter X Tekken
Street Fighter X Tekken tiene más de 40 personajes seleccionables.

Dominando a la máquina, perfeccionando al hombre

Más allá de este sistema tag a la Tekken, la jugabilidad, poderes y mecánica de combinaciones es casi todo de Capcom. Este título se encuentra en una zona intermedia entre el gameplay de Street Fighter IV y las cadenas de Marvel vs Capcom 3. Aun así, Street Fighter X Tekken cuenta con su muy personal estilo que agradará a más de uno debido a las nuevas combinaciones que se pueden lograr alternando entre tus dos personajes.

La principal jugada que estarás aplicando es un combo en cadena que consiste en débil, medio, fuerte y otro golpe fuerte, esto hace que levantes a tu rival y automáticamente entre tu compañero para alargar la cadena con algún remate. La jugada se llama Cross Rush y dominarla encierra gran parte del secreto de los campeones. Uno pudiera pensar que un golpe y un poder es lo normal para rematar a tu enemigo, pero si eres meticuloso y practicas pronto estarás realizando jugadas donde mantienes a tu enemigo en el aire para rematarlo más de la cuenta.

¿Y qué tanto puedes golpearlo antes de que caiga tu rival? Mucho, Street Fighter X Tekken hace uso de un sofisticado sistema de juggles para mantener a tu rival flotando mientras le puedas seguir conectando golpes y se puede aplicar en infinidad de situaciones, no sólo en el Cross Rush. Una alternativa a los juggles es rebotar a tus enemigos en el suelo, una característica que tienen varios movimientos de los personajes de Tekken y que es clásica en esta saga de peleas -ya sabes, en Tekken la ley es “todo lo que baja tiene que subir”-, así que cuando azotas a tu enemigo esto en realidad lo levanta para seguirle tundiendo.

Street Fighter X Tekken
No podía faltar los atómicos finales con súper poder.

Hablando de súper poderes, en Street Fighter X Tekken estos ataques se llaman Super Arts y, como es clásico de estos juegos, causan una gran cantidad de daño. En esta ocasión los Super Arts se marcan a la Marvel vs Capcom, o sea, basta con realizar la secuencia normal de un poder con los tres botones de golpe o patada según sea el caso. Este movimiento te quita dos barras de energía de un máximo de tres, pero bien puedes usar tus barras de poder para otras cosas interesantes.

La más apantallante quizá sea la Cross Arts, que como te puedes imaginar es un súper poder ejecutado por tus dos peleadores, baja una cantidad grosera de sangre, es fácil de meter en combinaciones y te gasta tus tres topes del medidor. También puedes usar una barrita para realizar un counter especial, muy útil cuando te están atorando en la esquina; también está la opción de cambiar de compañero en el momento exacto y que entre a continuar un combo sin necesidad de que lo levantes antes. Esto lleva a varias de las jugadas más manchadas de Street Fighter X Tekken y dominarlas es lo que hace la diferencia entre los hombres y los payasos.

Otra mecánica interesante es el nivel del poder al dejar cargado un botón. Es otra novedad en Street Fighter X Tekken y una de las más útiles, sobre todo para aquellos con Super Arts de larga distancia. Todos los personajes tienen un poder en el que pueden dejar presionado el botón y tiene tres niveles: si lo sueltas inmediatamente realizarás el poder normal, si aguantas un par de segundos ejecutarás la versión EX (la que realizas apretando dos botones al mismo tiempo) y si puedes aguantar un poco más tu poder se convertirá en un Super Art, y todo sin gastar barra de súper.

Street Fighter X Tekken
Los combos y remates son de una variedad monstruosa. Dominar el juego puede llevarte meses.

Esto quiere decir que tu rival no te tiene que pegar mientras estás cargando porque se suspende la acción, aunque claro, a Capcom le gusta jugar con este tipo de mecánicas e incorporó una especie de cancelación para esta jugada, así que puedes cargar tu poder y si el rival se acerca para golpearte puedes cancelarlo corriendo hacia atrás o adelante para sorprenderlo. Similar en cierta forma al Focus Attack, el movimiento trademark de la franquicia Street Fighter IV.

Pero no es todo, Capcom guardó todavía una mecánica extra para Street Fighter X Tekken: el Cross Assault, que consiste en sacar a pelear a tu personaje de reserva para atascarle con todo a tu oponente entre los dos de manera simultánea. Esta mecánica es muy curiosa y engloba a la perfección el concepto que Capcom buscaba: juego de parejas. Al realizar el Cross Assault el otro personaje será controlado por el CPU, pero también lo puede hacerlo un amigo que sea tu compañero de equipo.

Street Fighter X Tekken está ideado para promover las retas en parejas, alternando entre ambos jugadores de un equipo para hacer más emocionantes las batallas. Equipos de dos personas se enfrentan entre sí no sólo para mostrar sus mejores combinaciones y técnicas, sino para ver quién se coordina mejor.

Desgraciadamente, para la versión de Xbox 360 esta opción viene coja, ya que no pueden jugar dos personas con una misma consola en el mismo equipo, así que si quieres jugar de parejas tendrás que buscar por fuerza tu media naranja en Internet. Las otras versiones soportan a la perfección hasta cuatro retadores en un mismo sistema (excepto la PS Vita, claro). También hay un modo algo caótico con los cuatro jugadores en pantalla, pero es más para echar relajo que por seriedad competitiva.

Street Fighter X Tekken
El modo para cuatro jugadores puede ser caótico, pero divertido

Gemas y Caja de Pandora

El último de los movimientos especiales es el Modo Pandora, el cual se activa presionando dos veces abajo más los dos botones medios. Es un movimiento sencillo de realizar e incluso fácil de meter en los combos, pero generalmente inútil a menos de que seas el puto amo de Street Fighter X Tekken. Para ejecutarlo necesitas tener menos del 25 por ciento de vida en tu personaje y tomar en cuenta que vas “matar” a tu compañero para absorber su poder y hacer combos que de otra forma serían imposibles, todo para intentar acabar a tu rival en menos de diez segundos, pues el Modo Pandora es una especie de bomba de tiempo que si no logras ganar en ese límite hará caer vencido a tu personaje. Para cuestiones prácticas me parece más útil que cuando mi personaje tiene poca vida lo cambie por el que tengo de reserva.

Otra de las novedades es el Sistema de Gemas, que te permite equiparle hasta tres a cada uno de tus peleadores. Estas gemas se activan bajo diferentes circunstancias (poner defensa diez veces, pegar tres poderes, ejecutar dos agarres, etc.) y te otorgan diferentes beneficios (más fuerza, rellenar un poco tu sangre, más velocidad, etc). Existen otro tipo de gemas de asistencia, las cuales también se pueden equipar, pero que más bien facilitan las mecánicas del juego; por ejemplo, con gemas que te quitan automáticamente los agarres, autodefensa o hasta una que simplifica la marcación de los poderes.

Esto de las gemas es más denso de lo que parece y hay al menos dos centenares de ellas, cada una con diferentes efectos y diferentes modos de activación. Lo peor de todo es que algunas son DLC a la venta o exclusivas de la edición especial, por lo que de entrada esto rompe con el siempre deseado balance en los videojuegos de peleas ya que no todos tienen acceso a las mismas posibilidades. Otro defecto del sistema es que cuando activas una gema tu monito empezará a brillar como semáforo durante lo que resta del round, lo cual me parece visualmente molesto.

Street Fighter X Tekken
El Modo Pandora te da más poder durante unos segundos antes de morir… o ganar.

Ya lo verán ustedes mismos, es molesto que tu personaje brille ya que se pierde mucha calidad gráfica y detalle. Por si fuera poco, a pesar de que el videojuego está realizado con el mismo motor gráfico de Street Fighter IV, se nota un acabado más brusco en las texturas de la mayoría de personajes, sobre todo durante los acercamientos… Como que todo luce un pasito atrás de como nos tenía acostumbrados Capcom. No es algo tan visible, pero si uno se pone de sangroncito podrá apreciar las fallas.

Por su parte, los escenarios de Street Fighter X Tekken lucen increíbles, todos con mucha vida y llenos de detalles a manera de broma y cameos de otros personajes de Capcom y Bandai Namco. Además, incluyeron algunos escenarios dobles, donde durante el primer round peleas en la parte superior  y para el segundo bajas a otro nivel dentro del mismo lugar. Este detalle me gustó porque últimamente Capcom se estaba viendo demasiado agarrado con el número de escenarios.

La música es una mezcla de ritmos de ambas compañías, aunque más con el estilo tecno electrónico de la saga Tekken. Las voces y sonidos son a lo que nos tiene acostumbrados Capcom, de alta calidad y con la opción de cambiar el audio de los personajes entre inglés y japonés. El diseño de los menús, las opciones y la dirección de arte es prácticamente la misma que vimos en Super Street Fighter IV.

Street Fighter X Tekken
Las Super Arts son poderes lucidos, pero versiones rebajadas respecto a SSFIV.

Street Fighter X Tekken, ¿el videojuego esperado?

Los modos de juego me remiten a los primeros renglones que escribí sobre la trama del Street Fighter X Tekken. El primer modo es el Arcade, donde si escogemos a una pareja adecuada podremos ver uno de los varios finales del videojuego. La mayoría son a manera de chiste o exagerados, pero no dejan de ser curiosos. En este modo no se pueden escoger los personajes exclusivos de PS3 y dependiendo del bando que selecciones son los jefes finales: si agarras a un equipo de Street Fighter te enfrentarás contra Jin y Xiaoyu en Modo Pandora como penúltimos enemigos, mientras que el jefe final será Ogre; si escoges una pareja de Tekken, tus rivales en Modo Pandora serán Juri y Bison, con Akuma como enemigo final. Cada pareja además tiene un equipo rival, estas batallas cuentan con secuencias especiales de introducción.

Street Fighter X Tekken también incluye la clásica opción de versus y distintos modos en línea, ya sea para una persona o de combates con parejas. Para desgracia de todos los aficionados al juego online, Capcom la cagó monumentalmente en el código, y aunque la velocidad de juego y la facilidad para encontrar partidas son sorprendentes, las batallas sufren un molestísimo desfase en los sonidos, provocando que todo se escuche a destiempo o no se escuche nada, dificultando tu capacidad de respuesta. Como edición a la reseña original, este problema fue corregido unos meses después con parches.

También regresan los canales de repeticiones y los leaderboards. Para practicar tus movimientos esta vez tenemos tanto el entrenamiento como misiones y un modo de desafío, donde tendremos que vencer a rivales en situaciones muy específicas. De desbloqueables están los clásicos títulos e imágenes, pero se extraña una galería de arte y videos, sobre todo para tener en tu consola todos esos promocionales que mostró Capcom durante casi un año.

Street Fighter X Tekken
Dan no aparece como personaje seleccionable, pero te inundará de tips y tutoriales

Una opción nueva es la de personalizar a tus peleadores con algunos cambios en la ropa y la piel, pero las variantes para elegir son mínimas. También puedes configurar un par de autocombos para usar con cada personaje. En el caso de la versión de PS Vita, la pantalla táctil funciona también como control, o bien puedes colocar simplemente cuatro botones táctiles muy útiles, como tener los tres botones de puño o patada.

Street Fighter X Tekken es un título en extremo divertido. La variedad de personajes es abrumadora y con toda la cantidad de jugadas que tienes a tu disposición tendrás peleador para rato. Desafortunadamente tiene varios puntos no tan finos bastante y muy notables, como que el 70 por ciento de los personajes de Tekken tiene acercamientos muy similares para su estilo de juego; las gemas, que es aburrido estar equipando por personaje, y aparte te toparás con usuarios que tienen mejores combinaciones; los molestos brillos en tu personaje cuando activas las mentadas gemas; y el online, que no es lo mejor de Capcom a la fecha.

Otro punto terrible en contra es el contenido bloqueado que vienen en tu disco, en el cual se incluyen trajes, pero sobre todo, a doce personajes extras que Capcom vende como contenido extra, salvo las versiones de PS Vita y Steam, que ya cuentan con todos los peleadores desde el inicio. Los usuarios de Xbox 360 tienen aparte los inconvenientes de no poder jugar en equipos con una misma consola y no contar con los cinco personajes exclusivos. Hasta la edición especial está medio chafa, la alcancía en forma de gabinete de arcade -que era lo más relevante- es tipo huevito de Kínder Sorpresa: armable.

Street Fighter X Tekken
Pese a varias fallas, nadie puede negar que es un muy divertido juego

A pesar de ello, vale la pena la compra. Capcom quedó a deber en este crossover, pero lo que muestra es un gameplay por demás interesante, con una mecánica de juego ofensiva que te hará experimentar parejas y combinaciones por meses. Las versiones de PC, PS Vita y PlayStation 3 terminan siendo mejor inversión que la de Xbox 360, pero aún así recomiendo que pruebes Street Fighter X Tekken en cualquier plataforma para que te convenzas: las retas se ponen de a peso y tiene suficientes novedades para hacerse un lugar en el género de peleas.