Thor: Un Mundo Oscuro | Crítica

2
1942
Thor: Un Mundo Oscuro | Crítica

Thor: Un Mundo Oscuro es la nueva película de Marvel, continuación de las aventuras del vikingo asgardiano que se estrenó en 2010 y que nos entregó también a uno de los antagonistas más queridos por la fanaticada en los últimos años, Loki. ¿Podrá el regreso de los dioses nórdicos superar a las otras películas de superhéroes lanzadas durante el año?

Thor: Un Mundo Oscuro

Atrás queda la amenaza de la invasión chitauri a la Tierra (en Los Vengadores), pero la labor de Thor como principal guardián asgardiano no cede. En esta continuación, la amenaza es un evento cósmico llamado “La Convergencia” durante el cual los nueve mundos del Yggdrassil que gobierna Odín se alinean de manera tal que las barreras entre uno y otro se desvanecen.

El problema es que  este evento crea algunos increíbles portales que viajan entre los nueves reinos y que resultan peligrosos, pues pueden transportar a los terrícolas a mundos oscuros y recónditos donde hay armas escondidas, y eso es lo que la pasa a la metiche de Jane Foster en  Thor: Un Mundo Oscuro.

Debido a ese accidente, el antiguo gobernante de los Elfos Oscuros, Malekith, despierta y busca un arma secreta que le fue arrebatada hace miles de años para destruir con ella los Nueve Mundos, sumirlos en la oscuridad y regresar al universo a su forma original, cuando su raza era la única que existía. Desde luego, Thor y su pandilla tendrán que ponerse en acción para detenerlo, pero no podrán lograrlo sin la ayuda de Loki, quien ha permanecido encarcelado después de su intento por conquistar Midgard (la Tierra).

[youtube id=”FYRIeNjmf0E”]

¡Queremos a Loki!

Así entre aventuras, invasiones y unas cuantas tragedias, se desenvuelve Thor: Un Mundo Oscuro. La película logra mejorar algunas cosas de la primera parte, por ejemplo mostrar algo más de Asgard y su rica mitología. Sif y los Warriors Three, fieles aliados de Thor, también tienen un poco más de participación y desarrollo (pero sólo un poco).

Sin embargo, el resto de la epopeya, que se desarrolla en el mundo de los humanos a través de los personajes de Darcy, el doctor Erik Selvig y un nuevo interno de nombre Ian (cada cual más ridículo) podría ser un poco en detrimento de la épica trama que se cierne en el fondo, aunque a fin de cuentas es fundamental para la victoria de Thor.

Para esta segunda entrega, el personaje de Thor se nota visiblemente más maduro en comparación con el que vimos en el primer filme, convirtiéndose en un protector más competente y al mismo tiempo humilde. Chris Hemsworth va mejorando en cada participación y logra una buena interpretación del personaje, quien a pesar de su simplicidad, resulta beneficiado al demostrar una astucia propia de Conan. En cuanto a Loki, su desarrollo es interesante -e impactante- así que se los dejaremos a su imaginación, pero los fans del villano de Tom Hiddleston pueden descansar seguros de que hicieron un buen manejo del personaje.

Thor: Un Mundo Oscuro | Crítica
El equipo entre Loki y Thor cumple con lo esperado.

 Al estilo Marvel

En cuanto a la producción, Thor: Un Mundo Oscuro está al nivel de lo que Marvel nos tiene acostumbrado, y todo transcurre bien, aunque nada fuera de lo común. Los diseños y efectos especiales incluyen mucha más ciencia ficción, incluyendo varias escenas que parecen sacadas de La Guerra de las Galaxias. Aunque hay que admitir, en ocasiones pueden quedar hasta sobre trabajadas estas secuencias (la escena de funeral, por ejemplo).

Regresando al guion, la historia de Thor: Un Mundo Oscuro cuenta con algunas debilidades, especialmente en la batalla final, la cual debió ser aún más grandiosa. Puede que tenga que ver con que la película padece algo de “mumbo-jumbo”, es decir, tecnicismos fumados de ciencia ficción que bien a bien pueden ser casi un “deus ex-machina” y podrían pecar de inconsistentes, aunque se entiende su función en la película. No obstante, las cosas se ponen peor si consideramos la escena tras pasar la primera parte de los créditos, que te dejará muchas dudas y lugar a especulaciones (sin duda generará debates -y rasgamientos de vestiduras de parte de los comiqueros), pero que al contrario de la de Iron Man 3, sí tiene que ver en sí con la historia de la franquicia, con uno de los villanos esperados de la saga y con otro filme de Marvel que veremos el próximo año.

Thor: Un Mundo Oscuro | Crítica
Kurse y Malekith, los enemigos en el filme.

¿Thor: Un Mundo Oscuro  mejor que la primera parte? Yo no estaría tan seguro. El argumento (un mal antiguo sepultado hace mucho tiempo, que ahora despierta por una confluencia cósmica para destruir al universo) es genérico y completamente sacado de la manga. Definitivamente no iguala el drama de la primera cinta, pero la acción, el desarrollo de los personajes, algunos momentos trágicos, la esperada reaparición de Loki y hasta la dosis de comedia son lo bastante disfrutables para ir a palomear al cine.