Valiant Hearts: The Great War, publicado por Ubisoft y creado con el motor gráfico UbiArt Framework (el mismo de Rayman Origins y Child of Light), es la historia de cuatro personajes que buscan sobrevivir a un mundo que no perdona, donde las desgracias y las pérdidas humanas están a  la orden del día en uno de los conflictos más oscuros todos los tiempos: la Primera Guerra Mundial.

Valiant Hearts: The Great War

EnValiant Hearts: The Great War tomaremos el control de cuatro personajes, todos muy distintos entre sí pero compartiendo el terreno de batalla junto a un inseparable amigo, un pequeño perro. Juntos nos harán partícipes de sus momentos de sufrimiento, sus anhelos, tristezas y conocemos sus convicciones mientras luchan hombro a hombro con sus hermanos en batalla, al tiempo que podremos leer cartas, contemplar objetos y saber más de este acontecimiento histórico a través de documentos reales.

Muy diferente a otros títulos que usan el UbiArt Framework, aquí la narrativa toma un aire crudo y casi melancólico desde el inicio. El tema es la guerra y las pérdidas humanas, y los artistas en Ubisoft Montpellier lo plasman de una forma directa, dejando en el jugador -con base en los pensamientos, deseos y sucesos que rodean a los personajes- un sentimiento de interés por saber más acerca los protagonistas y de los sucesos históricos en los que están inspirados.

Es entonces que conoceremos a una estudiante convertida en enfermera, un granjero y cocinero ahora hecho un soldado, un alemán que desea regresar con su esposa e hijo, un piloto, un combatiente americano y un fiel perro que les acompañará hasta en los peores y más peligrosos momentos. Cada uno de ellos cuenta con trágicos pasados que los motivan para alzarse a la lucha y, más tarde, a cruzar caminos y convertirse en buenos amigos.

Escenarios en 2D, acertijos y aventura

El mundo de Valiant Hearts: The Great War es presentado en dos dimensiones, en el que a través de sus capítulos nos permitirá ser el protagonista a través de cada uno de sus personajes, viendo así historias y situaciones diferentes dependiendo de a quién controlemos. El objetivo casi siempre es encontrar algún ítem o pieza clave que nos permitirá seguir avanzando, para ellos tendremos que hablar, intercambiar y buscar en el nivel.

Siempre interesante y divertido, Valiant Hearts: The Great War se las arregla para que no únicamente se trate de “levantar objetos y encontrarles una lógica” ya que, el buen balance entre la aventura y los acertijos permite una sensación fresca de forma continua; además cada personaje tiene características únicas.

Valiant Hearts: The Great War
Tendremos oportunidad de manejar un tanque y derribar aviones.

Por ejemplo, Anna, la enfermera, nos introducirá en una mecánica de juego en el que además de resolver los puzles para progresar, tendrá como objetivo ayudar a todo aquel herido que nos encontremos, para esto se nos pedirá en instantes cruciales completar una sincronía de botones para que vende e inyecte a las víctimas

Valiant Hearts: The Great War también tiene secuencias de acción, como la oportunidad de controlar un auto o un tanque de guerra en pleno campo de batalla; estas escenas, son contadas, pero sirven para descansar la mente de los puzles y evitar cualquier posible monotonía.

Cada capítulo nos lleva por lugares importantes de la guerra, lucharemos en campos de batalla, en trincheras, bajo tierra y en minas, también avanzaremos por hospitales, granjas, ciudades, bosques, campos de prisioneros y carreteras; siempre manteniendo el mismo equilibrio entre narrativa y resolución de problemas.

Valiant Hearts: The Great War
No sólo es un juego sobre la Primera Guerra Mundial, sino un excelente vistazo a la historia del conflicto.

Aunque todo esto suene genial, hay que destacar que Valiant Hearts: The Great War no es un juego difícil, sus acertijos son sencillos y de hecho te mandan pistas cada cierto tiempo “por si estás atorado”. Será entonces, cuestión de cada quien, echar una mirada a esas pistas o no, aunque para los usuarios casuales esto les sentará de maravilla.

El UbiArt Framework lo vuelve hacer

Sin embargo, lo más llamativo -aparte del no tan explotado escenario de la Primera Guerra Mundial- son los llamativos visuales. Ya desde Rayman Origins se podía ver que el motor gráfico de Ubisoft podía entregar grandes obras, y juego tras juego lo ha hecho; en Child of Light nos llevó por un mundo de fantasía en acuarelas y tonos pastel, ahora, en Valiant Hearts: The Great War, nos traslada a escenarios con un estilo de cómic europeo, diseñado a varias capas para dar el efecto de profundidad.

El trabajo por Ubisoft Montpellier es sinceramente genial. No hay un sólo elemento que no sea memorable, tanto es su cuidado artístico como en la construcción de elementos, desde sus cortes de escena, que nos narran en secuencias de cómic en movimiento, hasta los bombardeos en el fondo mientras avanzamos, descubriremos que cada detalle está logrado para el momento.

Valiant Hearts: The Great War
Tonos pálidos en la mayoría del juego, marcan el estilo de sentimiento del mismo.

La paleta de colores también es muy llamativa y logra representar el sentimiento de la catástrofe y la tristeza. Claro que todo esto no funcionaría tan bien sin una buena banda sonora, y la de Valiant Hearts: The Great War encaja a la perfección, con melodías compuestas principalmente en piano y orquesta, muy emotiva y de acuerdo a la temática de la historia.

Al final, los únicos “peros” del juego son su reducida dificultad (aún sin las pistas) y lo cortito que es, pues en un fin de semana y sin mucho esfuerzo lo terminas. Fuera de ello, Valiant Hearts: The Great War es una aventura gráfica única, llamativa y divertida, en cierta medida un documental interactivo que retrata con “belleza” el espíritu humano en sus horas más oscuras.