Firmware 2.50 de la PS4 golpea a revendedores de la PSN

Con la actualización, ahora no se puede brincar el sistema de que una cuenta sólo puede estar como principal en una consola.

5
10390
PSN Store

Es de la mayoría de dueños de una PlayStation 4 conocido el tema de la reventa de cuentas Sony Entertainment Network (SEN o PSN) y el descalabro que sufrió esta modalidad en PS4 a partir de la esperada actualización 2.50 de la consola.

Desde el 26 de marzo, las redes sociales se inundaron de quejas y reclamaciones de millares de usuarios que aseguraban que no podían acceder a su catálogo de cuentas/videojuegos digitales. Algunos alegaban que era la nueva función de respaldo USB, otros que era por poner la consola en reposo, pero la mayoría de los que habían perdido acceso a los juegos tenían algo en común: habían adquirido dichos títulos mediante la compra de cuentas PSN a terceros.

¿Cómo funcionan las cuentas revendidas?

Esta es una actividad ilegal que atenta contra los Términos del Servicio (ToS) de Sony que surgió desde la PlayStation 3, pero que tomó fuerza los últimos años, cuando los revendedores empezaron a utilizar Facebook para ofrecer sus servicios a un grupo mayor de personas, y sobre todo a menores de edad. En pocas palabras, lo que hacen estas personas es crear una cuenta, muchas veces con datos falsos o eventuales, comprar el juego en cuestión y revenderle esta misma cuenta a dos (o hasta más) personas.

Revendores PSN
Los grupos o páginas de Facebook no son el lugar para comprar juegos de la PSN.

Si bien es cierto que el costo de la cuenta es significativamente menor a comprar el juego uno mismo, cabe señalar que al vendérsela a dos personas se obtenía una nada desechable ganancia. Sin embargo, al tratarse de cuentas administradas por terceros, empezando con el correo de registro y la clave de dicho email, no se podían borrar/recuperar las cuentas o los juegos, transferirlos a otra consola, compartirlos (de acuerdo a los ToS) y en general disponer del software por completo.

Si en PS3 estas limitaciones quizá no eran tan notables, el sistema de licencias de la PS4, más vigilado y restrictivo, sí impone un mayor número candados. Hay que recordar que en esta consola sólo puedes activar la cuenta como principal en una única consola, que es la manera en como el resto de usuarios de la PS4 puede acceder con su perfil a los juegos de otras cuentas. El problema era que al activar la cuenta revendida como principal en una consola, el otro usuario finalmente se quedaría sin su mitad del trato.

Cómo deshabilita las cuentas fantasma el firmware 2.50

Esto es algo que ya había sido notado antes en diversas grupos y páginas de revendedores en Facebook, mensajes que era rápidamente borrados o ignorados, o en todo caso contestado bajo un tajante “no seguiste las instrucciones”. Sin embargo, la actualización 2.50 de Sony fuerza a estas cuentas a colocarse como principal en una consola, deshabilitando inmediatamente los juegos a la otra persona que también adquirió la cuenta, lo que ocasionó que miles de usuarios perdieran sus juegos comprados de manera ilegal (y a los revendedores un mar de quejas y hasta mentadas de madre).

De acuerdo a foros como PSX-Scene, cientos de vendedores en Ebay y el mismo soporte de Sony, contactado de nuestra parte, esto no se trata de un bug en la actualización 2.50. Sony deliberadamente está detectando y ajustando las cuentas de acuerdo a los ToS.

Tras la actualización del firmware, la PS4 obligaba en la mayoría de los casos al usuario a ingresar sus datos para iniciar sesión (¿lo notaron?), momento en que aprovechaba para detectar cuando dos consolas estaban conectadas a la misma cuenta (en este caso, la cuenta fantasma), y lo que hace el sistema es colocar la primera que encontraba como principal, y la segunda dejarla fuera de la jugada.

Si alguien corrió con suerte y estuvo en la mitad afortunada que no le bloquearon los juegos digitales, Sony ha comentado a través de su contacto técnico que con el tiempo irá tratando de detectar todas esas cuentas fantasma  y las irá deshabilitando.

Hay que destacar que fue una curiosa e inteligente maniobra de la compañía japonesa, pues si bien pudo incluir este candado antes, se esperó a la mayor lista de cambios que ha tenido el firmware desde su lanzamiento, el parche que todo mundo quería tener, para hacerla efectiva.

Eso sí, ni tardos ni perezosos los revendedores ya están viendo la manera de darle la vuelta o bien compensar/aprovechar de alguna forma el movimiento, y lo que hacen ahora es vender “cuentas secundarias” a un precio menor.

Revendores PSN

No es la primera vez que Sony lo hace

Hay que recordar que esta no es la primera vez que Sony realiza un movimiento similar. En noviembre de 2011, el gigante del entretenimiento limitó el número de consolas PS3 y PSP que podían compartir cuentas.

Originalmente uno podía compartir su cuenta -y sus juegos digitales- con otras cuatro personas (en total cinco usuarios), lo que originó los famosos grupos para compartir en diversos foros. Sony vio que esta permisividad estaba lesionando su modelo de negocios y redujo la capacidad para sólo poder compartir tu cuenta con una consola más (aunque los títulos comprados con anterioridad podían seguirse compartiendo con cuatro personas más).

Términos del Servicio de PlayStation

Para despejar las dudas sobre el caso, me permito incluir las políticas de los Términos del Servicio de PlayStation:

En el caso de los ToS de las redes PSN/SEN, Sony indica claramente: “No comparta, comercie, suplante u obtenga datos de inicio de sesión de la cuenta SEN”. Revender cuentas con juegos es ilegal, y tanto el que las venda como el que las compre se atiente a la cancelación de la cuenta o incluso el baneo de la consola.

Término del Servicio PSN

En los ToS del software hay varios apartados interesantes. Por ejemplo, el punto número 4 dice: “Todo el Software se ofrece con licencia, no se vende, con lo que usted adquiere los derechos para usar el Software según estos Términos, pero no asume con ello la propiedad del Software”. Esto desgraciadamente puede funcionar para justificar a aquellas compañías, como Capcom, que suelen dejar todo el contenido descargable dentro del software original, para sólo venderte más tarde códigos de activación.

En fin, en lo que nos interesa, más adelante el punto 6.3 del acuerdo indica: “No debe arrendar, alquilar, sublicenciar, publicar, modificar, adaptar ni traducir ninguna parte del Software”, que viene a reforzar el hecho de que los revendedores están fuera las normativas de Sony.

Término del Servicio PSN